22 noviembre 2007

El sexo... ¿una patología?


¡Hola!

Uno cree que no será capaz de sorprendrerse nunca ante algunos temas. Uno cree también que a ciertas horas del día ya nada le pondrá de mal humor; nada le desconcertará. Pero uno se equivoca...

Hace un rato he sabido por casualidad de esta especie de entrevista en esta especie de emisora propiedad de los obispos españoles, "Amor y sexualidad". Me sabe mal enlazar con la citada emisora, pero bueno, es que el asunto tiene miga. Va de algo que dicen que se llama homosexualidad y en la entrevista hablan dos psicólogas. Sí, dos psicólogas... Si alguien decide oir la entrevista entera (no es muy larga) le recomiendo sentarse cómoda y tranquilamente y hacer algún ejercicio de relajación previo y/o tomarse una tila...

En Dos manzanas encontraréis un extracto escrito de la especie de entrevista y algunos interesantes comentarios.

Si en el título de esta construcción enlazo sexo con patología es porque, en mi opinión, no es posible discernir entre las prácticas sexuales homo o hetero (y odio reproducir estas palabras) y quedarnos así, tan tranquilitos. Ni mucho menos patologizar unas y dignificar las otras. Entiendo la relación sexual como algo mucho más allá de la pura práctica; una relación en la que los límites, incluyendo el género del otro como otro-yo (si se me permite la expresión) en el compartir humores, sabores, sonrisas y risas, placeres, acuerdos y complicidades, miradas, diálogos,... y más, mucho más..., los marcan las personas participantes en esa relación. Patologizar las relaciones entre personas del mismo género es patologizarnos a todas y todos; negar nuestro derecho al sexo.

Pero, hablando de género... ¿qué es eso? (de ahí la viñeta que he encontrado en internet, claro). ¿Dónde empieza y termina la masculinidad o la feminidad? ¿En el pene? ¿En la vagina? ¿??? ¿Cuándo es normal una práctica sexual ? ¿Cuando hay penetración vaginal? ¿Y todo lo demás? Porque todolodemás también es sexo, ¿no?

En fín, que sí, que a estas alturas todavía hay cosas capaces de sorprenderme, ponerme de mal humor y desconcertarme. Pero lo peor de toda la especie de entrevista (panfleto burdo y vulgar, más bien) no es tanto su contenido -que es malo a rabiar, con permiso- sino la autorictas con que hablan las psicólogas. Y no digamos la presentadora...

En fín (repito)...

¡Saludos!!!

Josep

P.S.: Me voy unos días de vacaciones. El lunes ya estaré de vuelta. Son cortas, pero serán intensas. Las pienso disfrutar muchisisisisisisisimo. Aunque yo no esté, este blog es de sus lectoras/es y participantes, ¿eh?... ¡Adelante!!!

6 comentarios:

  1. Hola.
    Muchas gracias por tu post en Dos Manzanas. Todo un placer leer cosas tan acertadas y valientes.
    Creo que, con tu permiso, me pasaré de vez en cuando a visitarte por aquí pese a no poder aportar nada por mi desconocimiento total del tema.
    Pero siempre será bueno aprender.
    Gracias y un saludo, tocayo.

    ResponderEliminar
  2. normal no viene de norma, construcción social allá donde se mire? por otro lado, patologizar es una de las maneras de lo más efectiva, y más actualmente, de asegurar su cumplimiento señalando lo insano. Porque quien seria tan loco de no cuidar su salud? vade retro!

    Para mi el sexo es un lenguaje, para entenderte contigo misma y con los otros, y demasiado a menudo lo convertimos en consumo propio y del otro cosificandolo. Nunca he creido que este en una parte de mi cuerpo, e incluyo el cerebro, somos sexo igual que somos hambre, dolor, gozo.... Asimismo en una relación sexual, de ahi el uso de la acepción relación jijiji, se produce un diálogo aún cuando la otra sea una misma. Y por cierto, no seria la masturbación una pràctica homo?

    El género viene después, montado en el córcel del dimorfismo, cabalgando en la funcionalidad de separar en bloques, los niños con los niños y las niñas con las niñas. Eso si juntos pero no revueltos que hay que procear! El bendito mensaje de la perpetuación aparece para señalarnos con quien debemos relacionarnos, el deseo se supone.

    Preguntas donde empieza la masculinidad o la femeneidad, yo creo que nunca ha sido una dicotomia sino un continuo que se rompe mediante las prácticas.
    Incluso si buscamos el sentido en la biologia no lo encontramos. Compartimos un cromosoma sexual y casi el otro menos un trozito. Asimismo hormonas aunque las proporciones difieran, el andar vertical, el hablar.... pero unas más que otros, y un cuerno! aunque yo no sea un buen ejemplo...

    No hay mejor manera para dominar que repartir los papeles, dominable y dominador, y dejar que cada uno se situe en un bando segun sea el juego, y ahí andamos.

    ResponderEliminar
  3. Hola a todos!!

    He tenido que escuchar dos veces dicha entrevista, porque tras la primera escucha, leí los comentarios de "Dos manzanas"; por lo que me llevó a esa segunda escucha, ya que en mi opinión no me concordaban las dos cosas.

    Así pues, tras prestar toda mi atención, y objetividad en el tema de la homosexualidad en dicha entrevista, creo que en ningún momento se está tildando a la homosexualidad como una patología, y como tal que se tenga que curar...
    En mi opinión se está tratando dicho tema desde unos conocimientos antropológicos y científicos, los cuales identifican la etiología de porque una persona es heterosexual o homosexual.

    Ni es un monstruo, ni un pervertido, ni se está segregando a nadie por su impulso sexual; ya que no se parte de una opinión dada por una tendencia política o católica.... sino solo a nivel profesional, y repito, antropológicamente y científicamente.

    Como bien se comenta al comienzo de la entrevista, la homosexualidad por causas genéticas u hormonales, son casos mínimos. La mayor parte se da en algún momento durante el proceso de maduración sexual, se produce un cambio en lo que originalmente la naturaleza había definido como masculino o femenino.

    Las causas de dicho cambio pueden ser muchas, pero como ejemplo y en acuerdo con las sexólogas, son a partir de un aprendizaje o mimetización, rechazo o aversión al sexo opuesto, etc, etc...
    Si buscamos información a nivel científico sobre la homosexualidad, y si además tenemos la posibilidad, como profesionales, de contrastar dichos estudios con varios casos; se puede ver (de forma objetiva) que no hay ninguna crítica negativa, ni aberración en dicha entrevista sobre la homosexualidad.

    Cuando se comenta que un homosexual puede sentir dolor, tener dudas... Yo no lo entiendo como que el hecho de ser homosexual sea, malo, doloroso, o sucio. Sino que es cierto que la persona no tenga del todo claro cual es su identidad (crisis de identidad) no se acepte así mismo, o se sienta rechazado por la sociedad.

    Eso causa dolor y dudas, y no quiere decir que a todos les tenga que pasar, pero si es así, es beneficioso para ellos que pidan ayuda profesional y se pueda trabajar y analizar dicho sufrimiento. Y aquí también quiero generalizar, incluyendo a los heterosexuales en dicho sufrimiento, generado por problemas de aceptación de su sexualidad y disfrute de la misma.

    Lo que está claro es que en dicho cambio en su evolución sexual, hay un transfondo, que es (aunque duela conocerlo y aceptarlo) el porque de dicho cambio.....
    Y al igual esta persona, su impulso sexual no es la homosexualidad, sino la heterosexualidad; de ahí el realizar el cambio si es lo más beneficioso para esta persona y es lo que ella desea hacer (si la persona no desea o necesita cambiar no lo va hacer), que en definitiva de eso se trata y es lo más importante: Su equilibrio como persona.

    Para mí tanto la heterosexualidad como la homosexualidad, no es ni malo ni bueno. Cada uno tiene el derecho de vivir y disfrutar de su sexualidad como mejor le plazca (nunca mejor dicho).
    Que más da hetero, bisexual u homosexual; el sexo es placer y todo vale, en tanto y cuanto haya consentimiento.

    Una relación sexual no se denomina como tal por un coito. Desde que empiezan las caricias, besos, miradas...denominado el juego erótico (petting), ya es una relación sexual aunque no se llegue a una penetración.

    Bueno no me gustaría, ni deseo ser la nota discordante por mi exposición (un poco larga..), pero solo intentaba transmitiros lo que, humildemente, yo conozco por el estudio y experiencia profesional.

    Es un placer seguir compartiendo con vosotros estos ratitos.

    Josep tengo pendiente el dar de alta la cuenta, lo haré!!!

    Más besitos!!!!
    Sepu

    ResponderEliminar
  4. Sepu admiro tu valentia, ya que tu opinión no seria politicamente correcta en segun que entornos, y este creo que es uno de ello, pero disiento.
    En la entrevista que he escuchado aprecio algunas perlas:
    - la libertad aparece a la espera de los actos. Menuda frase!
    - se descubre con sufrimiento
    - el sexo está en el corazón
    - factores alterados
    - anomalias en el desarrollo
    - amistades profundas confundidas, sobre todo las chicas
    - heridas afectivas
    - si ser mujer es ser como mi madre no quiero ser mujer, y entonces se vuelve lesbiana. Ah, pero te puedes volver? es contagioso? y porque no se vuelve hombre, seria más lógico, no? o es que las lesbianas no son mujeres?
    - se enamoran de su yo ideal. Osea el hombre es el yo ideal de una mujer, en las heterosexuales? y al revés funciona?
    - hombres son más complicados, buscan a la madre. Ya estamos con nuestro amado Sig, y porque no tienen relaciones con su madre? o con mujeres que se le parezcan? no seria más lógico en vez de rechazar, si es que de eso se trata a todo el género femenino?
    - rechazan ser queridas por un varón, vaya! como se atreven a declinar tal honor?
    - es más dificil la construcción de lo masculino, ja! debe ser achacable a la construcción de la difernciació biológica, les debe quedar recuerdo que antes de machos fueron un proyecto de hembras.... del que solo las hormonas elicitadas por su gen Y les salvaron...
    - cambiar estas "fijaciones" y la heterosexualidad no es una fijación?
    - mirar su historia, donde estan las heridas, llegar al perdón para SALIR. Siempre que hay homosexualidad hay heridas, o solo en las y los que acuden a las consultas? y quien se las infringe las heridas?
    - cita a Cohen continuamente, que propone curar a los homosexuales. Es casualidad o es porque comparte sus ideas? si se define algon como curable no seria sinónimo de patologizar?
    Por último, habla una de ellas de que la soledad y la culpa son las que generan los problemas, pero cuales son las causas de estas experiencias? no seran el rechazo percibido o esperado mucho más que los comportamientos o los deseos?
    Y por cierto, como conciben el deseo sexual? no me quedó claro...
    y vosotras y vosotros? porque se trata de eso no? o solo hablamos de comportamientos? o de funcionalidades reproductivas en cuyo caso estaria de acuerdo, el comportamiento homosexual es inadaptativo, pero tanto como la masturbación o el condón, o follar en época en que la hembra no está en celo, es decir no es fértil tanto sea ciclicamente o por edad, o incluso con problemas de esterilidad ya sea masculina o femenina

    Y colorin colorado....

    ResponderEliminar
  5. Muy buenas!!!

    Gracias Mone por la valoración de mi valentía, pero no me considero valiente por decir lo que pienso y siento.
    Como expresaba en mi anterior intervención, mis reflexiones son basadas únicamente a nivel científico, no según sea o se considere políticamente correcto.

    Cuando trato a un paciente: homosexual, heterosexual, con una adicción, anorgásmia, eyaculación precoz, etc; me baso por los conocimientos de la Ciencia de la Psicología, la Sexología (aunque también a veces discrepo), pero jamás ayudo a mis pacientes según lo políticamente correcto. Simplemente me refiero que la ciencia es la misma aquí que en China, y no es política ni religión.

    Me da pena que uno tenga que opinar según la masa y lo políticamente correcto, ya que esto quiere decir que no existe la tan ansiada libertad de expresión. Porque ¿quién dictamina lo que es correcto o no?

    Bueno siguiendo con el tema de la homosexualidad o heterosexualidad, es cierto que hay que hilar muy fino, al referirnos a ello. Puedo utilizar la palabra “anomalía” “alteraciones” etc, con muchos pacientes y siempre sin intención de ofensa, pero tampoco se ha percibido como tal.

    No utilizaré evidentemente en el caso de la homosexualidad la denominación de patología, porque está clarísimo que no es así y por lo tanto no da pie a la cura.
    Solo se buscará el bienestar de la persona, homo o hetero, si ella misma lo necesita.
    Las palabras “anomalía” o alteraciones” también las evitaré, en consideración a la susceptibilidad de la persona y la afección negativa que pueda acaecer.

    Yo solo deseo ayudar a sentirse bien, no a machacarla… Y la razón principal es que ante todo más que nuestra orientación sexual, homo o hetero, somos personas con unos SENTIMIENTOS, eso es para mi lo más importante ya que en definitiva es lo que realmente somos “sentimientos”.

    Sinceramente Mone me alegro de poder compartir, como el resto de compañeros, de tus reflexiones, te aseguro que no me dejan impasible sino por lo contrario saco todo el jugo para aprender un poquito más.
    Espero seguir haciéndolo con todos vosotros. Ya que “Solo sé, que no sé nada”

    Hasta prontito, un gran achuchon!!!

    Sepu

    Josep me alegro de que tu fin de semana haya sido tan fantástico, más de lo que te esperabas. Seguro que quienes hayan tenido la oportunidad de compartirlo contigo les habrá quedado el mismo buen sabor de boca.

    ¡¡¡Que maravilloso es cuando aún la realidad puede superar a la propia fantasía e ilusión!!!
    No cambies y sigue sintiendo igual de bonito.

    ResponderEliminar
  6. Gracias lobogrino por darme las gracias... Siempre se te agradecerá que pases por aquí...

    Interesante el debate, ¿eh? Bueno a mí me parecen de lo más sugerentes los puntos de vista de Mone y Sepu...¡que no decaiga!

    Sepu... me pongo rojo como un tomate con las cosas que me dices... Bueno, en el caso que comentas realidad, fantasía e ilusión se entremezclan con muchas otras cosas... en un maremágnum de sensaciones bonitas, sí.

    ¡Saludos!

    Josep

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico