18 enero 2008

Les Propongo un Juego =D

Hola todos... he estado un poco cansado , por lo cual no había vuelto a visitar el blog. Todavía no he leído las otras entradas, pero ya las leeré en estos días. Ahora me gustaría jugar con ustedes, espero que ustedes también quieran jugar; sería una gran forma para descansar =D

El juego es muy sencillo, lo había aprendido en mis épocas de colegio: consiste en escribir una historia a varias manos. Los que no lo habían jugado, supongo que ya se deben imaginar cómo es. Yo comienzo escribiendo un pequeño fragmento de la historia y la dejo inconclusa... luego quien quiera puede continuarla (escribiendo un comentario a esta entrada), luego cualquiera puede continuar después, y luego alguien más, y así en adelante. Cada fragmento puede ser de la extensión que quieran y cualquiera puede repetir más adelante en la historia... lo importante es siempre dar pie para que continúe. Otra cosa, la historia es de todos, así que nadie calificará qué escriben o cómo lo escriben... sólo importa divertirnos.

En lo personal, creo que es excelente para tratar temas como construcción de narrativas. Bueno, comencemos entonces:

Estaba jugando con la copa, mirando fijamente al umbral. La suave sensación del terciopelo del sofa casi me hacía olvidar la tensión del momento. Pero era inútil, en mi mente recreaba una y otra vez los últimos sucesos. El esporádico crujir de la leña en el fuego era lo único que perturbaba el silencio.

Esta vez iba a ser distinto, esta vez estaba preparado. Me preguntaba cuánto tiempo más faltaba; parecía que dentro de este pequeño espacio, el tiempo sencillamente no existía. Ya nada más podía ver excepto el umbral, después de tanto esperar en la misma posición. ¿Qué sería lo que estaba sucediendo al otro lado? ¿Qué hacía demorar tanto lo inevitable?

Pero entonces finalmente, la manija comenzó a girar...

9 comentarios:

  1. Muchas gracias, Gerardo, por tu propuesta!!!

    Esta semana estoy fuera de cas, concretamente en Madrid y tengo dificultades para conectarme a internet. Pero durante el fin de semana seguiré con el juego con un poco más de calma. Sin ninguna duda...

    Mientras tanto, si alguien se anima... ¡adelante!!!

    Saludos!

    Josep

    ResponderEliminar
  2. ...lenta, muy lentamente la manija comenzó a girar... ¿Será "..."?

    Dijo que vendría a verme. Dije que no echaría la llave. Dijo que le gustaba sin ropa. Dije que le esperaría sin ropa, intentando dominar la tensión que el tiempo y el otro espacio habían generado en nuestra relación.

    Sin tiempo la espera desde que había escuchado cómo se cerraba la puerta del taxi se me hacía eterna. Sin espacio sólo la copa y el sofá daban sentido a mi desnudez. El vino ya me embriagaba. El terciopelo me excitaba. El vino, rojo y denso como sus besos. El terciopelo, suave y cálido como su piel...

    ResponderEliminar
  3. ¡EXCELENTE JOSEP! Cómo tienen nuestras historias giros inesperados al ser ni suya, ni mía, ni de otro, sino de todos. Cada nuevo complemento es una nueva posibilidad; por supuesto, eso se aplica tanto en nuestro pequeño juego como en cualquier historia de nuestras vidas. ¿No es así Josep?

    Rico que alguien más participe, pero creo que nadie más lo hará. En estos días veré cómo generar nuevas sorpresas con nuestra historia.

    Chao

    ResponderEliminar
  4. ....y entonces oi como el llavin giraba y la puerta chirriaba. Y el sonido de unos tacones anticipaba lo que ya era presente.
    Y de pronto sonaron dos risas femeninas... y una de ellas me era muy conocida, mi mujer!

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Mone!!! Has puesto género al personaje que creó Gerardo! O no?

    Cuando intenté seguir la historia se me hizo difícil escribir sin delatar el género de dicho personaje. En un primer intento el mío influyó, pero lo superé... Y ahora que releo la aportación de Mone... mmmmm bueno, tampoco está poniendo género, no?

    Estoy de acuerdo contigo, Gerardo. Todas nuestras vidas son historias. Y sus giros, complementos y posibilidades están ahí... Sólo hay que construirlas! ;-)

    ¿Alquien desea continuar? Estoy muy intrigado. ¿Con quién ríe la mujer del/la protagonista?

    ...?

    Josep

    ResponderEliminar
  6. bones a tots i totes,

    com esteu??

    ResponderEliminar
  7. Gracias Mone =D me dejaste callado con eso de no creer que alguien más participaría. ¿Y apropósito, no es increible que entre nuestros tres aportes, los personajes misteriosos aún no han logrado pasar del umbral =P ? Ah, y Josep, no estoy muy de acuerdo con su idea según la cual yo había creado más de un personaje, definitivamente no puedo tomar crédito más que por el personaje por el cual hemos estado hablando.

    ResponderEliminar
  8. ...Me sentía nauseabunda mientras íbamos en el taxi. No sólo era por el olor penetrante de la cojinería desgastada, sino por la misma situación en la que había quedado envuelta.

    Las calles se burlaban de mí: la única vez que hubiera rezado por un embotellamiento y ni un coche a la vista. Estoy segura que a Murphy le hubiera gustado esto.

    Al lado mío, mi amiga parecía otra persona. Pensaba que la conocía de hace décadas, pero tal vez me equivoqué. Esa determinación en su mirada me intimidaba y me ponía un poco nerviosa.

    Finalmente llegamos al viejo edificio. Salí del taxi para poder respirar un poco de aire fresco. Mientras íbamos subiendo las escaleras, ella iba contándome el plan sin poder evitar reír a cada paso; para evitar sentirme más incómoda, decidí acompañarla en su risa... Y ahí estaba la puerta, comencé a girar la manija sin poder hacer otra cosa.

    ResponderEliminar
  9. Por accidente di nuevamente con esta vieja entrada. ¡Me encantaría que alguien se animara a escribir un poco más a la historia!

    ¿Pueden creer que han pasado más de tres años? : )

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico