04 enero 2008

Reflexiones para los primeros días del año


¡Hola, familia!!!

Me he enterado de unas cuantas cosas que me han llamado la atención y me seducen enormemente de cara a estos primeros días del año (para mí todos los días son los primeros; pero bueno, no está mal ser un poco convencionales de tanto en tanto).

- Sobre besos y chocolate.-

Ayer leí un estudio científico que dice que comer chocolate es más excitante que un beso. No voy a agobiaros con referencias (si quereis ya las buscais vosotras/os que haberlas haylas por ahí, por internet...). Hay estudios muy sesudos que lo demuestran. Que demuestran que determinadas zonas del cerebro se excitan más comiendo chocolate que besando. Alaaaaaaaa! Pues no me lo creo. Y eso que el chocolate me encanta. Y seguro que me excita un montón. Y dicen que, sin pasarse, es bueno para el colesterol (uis!).

Pero no, no hay nada más excitante que un beso. Si mi cerebro se excita más o menos es cosa suya (¿será tonto?). El beso rompe tradiciones, tiempos, espacios, culturas y prejuicios. El beso rompe y crea. El chocolate da gustito. Está bien. Dar gustito está bien. Pero no me dejo comer el coco por los científicos de las neuronas. Prefiero comerme el coco por un beso bien dao.

Este comentario se lo dedico a los neuropsicòlogos/as. Con cariño.

- Los obispos y el PP lo consiguieron el domingo pasado. Fue mucha gente a la "mani" a favor de la familia tradicionalista. Con su pan -y mis respetos- se lo coman. Y han conseguido que el gobierno -de momento- de este estado reaccione. Parece que lo están haciendo. Podeis ver información en El País y en Público. Va, a ver si les retiran ya de una las subvenciones hipermillonarias que pagamos entre todas/os. Dedicado con reverencia (como si no?) a los del opus y compañia,

- Si no os estais haciendo la colección de los documentales en DVD que están regalando en El País (porque como está la vida 1 euro por DVD es un regalo -ojo! no estoy haciendo publicidad, eh?)- eso que os perdéis. Se siente ;-)

- Ayer comentaba con una amiga mientras mirábamos el cielo de noche lo pequeños que somos. El cielo es muy grande. Es posible que haya muchos más cielos de los que imaginamos. Más realidades. Es posible. Lo que sé seguro es que el cielo me gusta. Sí, a un aprendiz de psicólogo socioconstrucionista le gusta el cielo.

Abrazos!

Josep

3 comentarios:

  1. Josep,
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo del beso y el chocolate... Ahora, un beso compartiendo un bombón mmmmmh!

    En cuánto al tema de la familia...ainss ...

    Tengo una duda ¿en qué consiste el análisis con el método del discurso? )si no lo he entendido mal.
    Gracias
    Marien

    ResponderEliminar
  2. Bueno... compartiendo un bombón o un cacaolat, eh! que también mola lo suyo!!! ;-)

    El método del analisis del discurso tiene mucho que ver con el construccionismo social. Si pensamos que contruimos la realidad con el lenguaje, analizar los usos que hacemos con él es una forma de analizar la realidad. A grandes rasgos consiste en ir separando las diferentes partes del discurso(publicitario, político, de una persona que acude a terapia, de un entrevistado/a para una investigación,...) e ir viendo cuáles son las intenciones del hablante, cómo construye sus realidades.

    En la Autónoma de Barcelona, en el Departamento de Psicología social, trabajan algunos de los más destacados analistas del discurso a nivel mundial. También la Universidad de Loughborough, en Reino Unido.

    Es un método complicado. Y desde luego no es nada positivista. Normalmente dos y dos no suelen ser cuatro...

    Puedes encontrar más información en esta reseña de un libro del catedrático de Psicología social de UAB Lupicinio Iñiguez, http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/537/53700521.pdf

    ¡Hasta luego!

    Josep

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la información, me lo imaginaba...no en balde estoy estudiando ciencias políticas y tambiñen tenemos que analizar los discursos tanto de los políticos como de los "inventores"de las diferentes ideologías, como de los teoricos de las diferentes perspectivas de analísis, un ( un mismo acontecimiento internacional no tiene la misma interpretación si lo hace un analista realista que uno transnacionalista, en el ámbito de las Relaciones Internacionales) no se si me explico... pero supongo que también tenéis que tener en cuenta el entorno ¿no?...¿y los prejuicios del propio invetigador? y ¿que hay del individuo receptor? A mi me marcó mucho leer "el miedo a la libertad" de Erich Fromm...
    Miraré el enlace que me dejas y como yo voy a la UAB, miraré a ver...
    Espero que los reyes se hayan portado bien...(esto también hay que analizarlo)

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico