04 abril 2008

Sobre tolerancia y valores

¡Hola!

Al hilo del post de Dreig ha surgido una interesante línea de debate sobre la cuestión de la tolerancia, aunque contenía muchas otras cosas e información que como coordinador de este blog agradezco enormemente.

Como agradezco la participación de Gerardo y de Sandra. Por cierto Sandra, a ver si nos volvemos a ver pronto y hablamos un poco de ese "proyecto" literario que surgió el otro día en Barcelona, eh? Y Gerardo, tranquilo que mañana -sábado- voy a dedicar todo el día a avanzar en el que llevamos entre manos.

Me ha encantado tu frase Sandra, "no apartarse del otro sino combinarse como en un rico sofrito". Me gusta y me permito hacerla mía (tranquila, si la utilizo en algún artículo o similar te citaré ;-))

Quiero hacer públicas un par de reflexiones. Una sobre la tolerancia y otra sobre los valores.

Empiezo por la última. Hace tiempo, bastante tiempo, que cuando oigo hablar de valores me pongo a temblar. Será porque viví algunas etapas de mi vida en una época -la dictadura franquista- en que los valores eran el todo. Unos valores -morales, religiosos, políticos (por decir algo, entonces)- que se imponían a los demás por una oligarquía determinada. Los valores se legislaban. Sí, era así. Hace algún tiempo que cambié mis ideas al respecto. Ví que los valores -ya en una sociedad democrática- son algo sociopersonal, algo que cada uno construye de acuerdo con su entorno, con su cultura e historia. Los valores valen. Valen si son útiles en un momento dado, en una praxis social determinada. Seguramente los valores de los hutus africanos no son demasiado útiles para un pobre psicólogo valenciano como el que escribe estas líneas...

Bueno, estas son unas palabras que me salen así, improvisadas. Espero que nadie esté de acuerdo, pero también espero que nadie intente imponerme valores "diferentes a los míos". ¡Uf! qué barbaridad acabo de decir! Pero espero haberme expresado más o menos bien.

En cuanto al tema de la tolerancia. Me gusta ver distintos puntos de vista, valga la redundancia. En un ejercicio simple de construccionismo y retórica lo primero que hago cuando me planteo estas cosas es oponer el concepto contrario. ¿Qué es lo contrario de la tolerancia? La intolerancia, supongo. Ante la intolerancia y la tolerancia me posiciono sin ninguna duda al lado de esta última. ¿Tolero el machismo, el fascismo, el racismo,...? Pues no. Soy intolerante con la intolerancia. Punto.

Pero , ¿quiere eso decir que comparta todos los otros valores de todos los otros seres humanos que pueblan este planeta? Pues tampoco. Pero no porque no quiera. Es que no puedo. No llego. Mi capacidad intelectual y emocional -o sea, ambas, discursivas- es limitada. Disculpad que mi narración sea tan personal pero hay ciertas cosas que no puedo compartir, con las que no puedo crear ningún tipo de refrito -Sandra- y que no puedo tolerar.

Toleramos lo que no nos hace daño. Y valoramos lo que compartimos. Apreciamos del otro y aprendemos de ella/él lo que nos hace crecer y tirar palante.

Aceptamos, entendemos, comprendemos, toleramos... a la otra/o porque somos psicólogas y psicólogos, porque sabemos un poco ponermos en su sitio. Y lo hacemos más porque somos socioconstruccionistas. Pero no somos ellas/os. Nuestros valores y los suyos -que se construyen en la conversación y el devenir histórico- no siempre son los mismos. En nuestra tarea profesional los anlalizaremos (odio esta palabra, pero no estoy muy inspirado esta noche....), pero no tenemos por qué someternos a la dictadura del "otro".

¿Tolerancia? Sí! ¿Valores? Mmmmmmm.... ¿seguimos hablando?

Josep

10 comentarios:

  1. Que clase de proyectos se "cocinan" por aquí?
    Yo quiero hacer proyectoooos!

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo diria Pepet que estas inspirado.. por el reconocimiento de tus limitaciones, que comparto. Me es igual llamarle valores, preferencias, o entrañas que ya sabes tu de mi costumbre de usar el estómago para discernir, jiji
    Pero yo diria que si me siento agredida por tus palabras o tus hechos, aunque pueda reconocer que sea a causa de mi interpretación, responderé desde mi realidad no de la tuya. Pero eso no veo yo que sea intolerancia sino diversidad.
    Otra cosa seria que pretendiera convencerte o que creyeras que mi puñetazo, es un decir, es producto de tus palabras. A eso si que me atreveria a definirlo como intolerancia. Es decir a la defensa de que existe una verdad y yo la poseo vienmdome en la obligación de transmitirtela.

    Ui me'n vaig a fer una pac de sociogénesi...

    ResponderEliminar
  3. Que vagi molt bé la PAC de sociogènesi, Mone! ;-)

    Estoy bastante de acuerdo con tus puntualizaciones. La diversidad forma parte de la sustancia de las culturas. ¡Adoro la diversidad!!! Pero soy absolutamente incapaz de hacer mía toda esa diversidad. Comparto lo que puedo, me apropio de lo que puedo, de lo que me conviene en un sentido emocional, intelectual y de praxis. ¡Pero no puedo con todo!!!

    De ahí que reivindique siquiera un poquito el concepto de tolerancia. ¡Me resulta imposible compartir todos los valores de todas las personas que me rodean! Además, hay algunos que no sólo no puedo, sino que no quiero. Como dije anoche, soy intolerante con la intolerancia.

    ¡Saluditos!

    Josep

    ResponderEliminar
  4. Tina, por aquí siempre estamos cocinando proyectos ;-)

    El de Sandra es secreto ;-) y aún ha de pasar tiempo...

    El de Gerardo se hará público en breve. Avisaremos...

    ¡Hasta luego!!!

    Josep

    ResponderEliminar
  5. Pues aquí no hay (mas bien digo, no encuentro) gente con ganas de hacer proyectos (pequeños o grandes)... nada... tengo mil ideas, mil històrias y nada de nada... nadie con quién compartirlas, nadie que quiera ayudarme... bufff...

    Siempre colaboro con cosas, pero algún día me gustaria encontrar con quién tener un "hijo proyecto" jejeje... és decir, un proyecto hecho, empezado y realizado por mi...

    De hecho creo que ya lo tengo, pero... aaaaaaaaaaaaaay... algun dia ya hablaremos, si quieres !!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ep!! Un humilde proyecto, nada del otro mundo y no son de aquellos que se construyen en nueve meses y luego, con el tiempo te llaman mamá, papá y incluso, ¡"abuelica"!...¿eh? ;-)

    Pepet, lo podría llamar "Yo no soy tontu", com el eslogan aquel sobre un centro comercial de electrodomésticos que ronda (como qual invasión) por Cataluña.

    En este blog hay un cartel sobre el susodito:

    http://tristperocert.blogspot.com/2007/07/la-sndrome-media-market.html

    ResponderEliminar
  7. ¿Se puede ser tolerante con todo?
    Yo también reivindico el estómago como la Mone, pero con el mio ;-):

    Yo no permitiría que nadie maltratase o infringiese una lesión a otro/a o incluso a un animal, aunque fuera por razones culturales. Por poner dos ejemplos sobre los mismos: permitir que los maridos peguen a sus mujeres, como diciendo que ya se las apañaran, son cosas de ellos (¿Llamar a la policía, dicíendoles que la mujer chilla mucho y al igual la está matando?; y las corridas de toros, dejar fluir otro sufrimiento, según mi opinión, del todo innecesario (¿No yendo nunca a verlas y manifestarte en contra de alguna manera?).

    Vamos,que resumiendo diría:

    "No hagas a los demás lo que no te gustaría que hiciesen contigo mismo."

    - Anónimo - ;-)

    Por lo que es la resta, ¡viva la diversidad!

    Abraçadetes!! (pequeños abrazos y seguidos)

    ResponderEliminar
  8. ¿Tina, qué te gustaría hacer?

    ResponderEliminar
  9. Hola Gerardo,
    Bueno es una locura explicarlo por aquí... ademas todo son ideas, aún no hay nada cerrado.

    De hecho de proyectos ya tengo y uno de muy bonito... un grupo de percusión... para mi fué un proyecto iniciar un grupo que ha llegado bastante alto hasta el momento (ya llevamos 5 años con viajes internacionales...etc) vaya que nos lo hemos currado, pero por circunstancias de la vida ya no estoy con ellos... y ahora necesito alguna cosa más... con gente.

    Realmente me gustaría hacer cualquier proyecto (bueno llamale como quieras) que fuera para sensibilizar, conocer... sobretodo para dar a conocer las cosas...

    Muchos de los problemas que hay en éste mundo se podrían evitar si la gente solamente conociera el mundo que la rodea.

    ¿Cuantos profesores tenían miedo de la LOGSE porque no sabian tratar a un niño ciego o un niño con cualquier discapacidad?

    ¿Cuantos se preguntaban que harian si no tenían ni idea que era el sindrome de Down... y les habian metido un chico allí con estas características?

    Pues solo hace falta ver mi clase de primaria con un niño con Sindrome de Down i lo que le queríamos y ayudábamos todos (includo profesores)...

    ¿Y donde esta la diferencia?

    En que le poníamos nombre, lo conocíamos !!!

    Pues eso... nose... vaya rollo os he metido !!!
    Lo siento jejeje

    Un beso.


    Tina.


    http://info-social.blogspot.com

    mon_social@yahoo.es

    ResponderEliminar
  10. Dime qué necesitas (de mí o de nosotros) para poder apoyarte Tina.

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico