31 agosto 2008

Intermediarios y mediadores

En la base de su Teoría del Actor Red (ANT; Actor Network Theory) Latour diferencia entre intermediarios y mediadores sociales. A través de los primeros los significados y contenidos se transportan sin modificarse; el input es prácticamente igual al output. Los mediadores, por el contrario "... transforman, traducen, distorsionan y modifican los significados o los elementos que se supone transportan" (2005, p. 39).

Un intermediario sería un ordenador, aún dentro de su complejidad. Un ejemplo de mediador puede ser una conversación banal, con su enorme carga de pasiones, opiniones, actitudes y otras emociones.

Para la Psicología mainstream nosotras y nosotros -como investigadores, epistemólogos, teóricos, terapeutas- seríamos intermediarios; muy pocas veces actuaríamos como mediadores. Una adaptación de la ANT a nuestra especialidad aportaría una visión muy diferente: seríamos mediadores junto a un número infinto de otros mediadores. Sociales, evidentemente.

No se trataría, pues, de aislar los inputs, analizarlos a la clara luz del microscópio teórico y devolverlos apenas modificados -sí ordenados de acuerdo con las diferentes opciones dominantes de nuestra ciencia- en forma de outputs. La metodología sería dejarnos llevar por todos los mediadores sociales -llamésmoles tecnología, mente, relaciones, emociones,...- y transformar los procesos sin devolver pautas en forma de outputs racionalmente aplicables a la interpretación de la realidad o a la práctica terapéutica o de intervención social.

Los artefactos tecnológicos, como creo haber repetido en más de una ocasión, no son intermediarios. Son auténticos mediadores que co-construyen y transforman la realidad. Aquí (en este blog) no nos estamos comunicando mediante bits y palabras. Nos estamos modificando mediante las emociones tamizadas por la lógica (otro día -no tardaré mucho-) hablaré de la lógica. Mejor dicho, de las lógicas...

La palabra amor no es un intermediario entre dos personas que se atraen, necesitan, gustan, divierten juntas y etcétera (¿dónde acaba el etcétera?). Es un mediador que permite construir una emoción que depende de muchas más palabras -muchos más mediadores-. Una emoción que permite poner un cierto orden en el caos de las pasiones.

Saludos!

Josep

Latour, B. (2005). Reassembling the Social. An Introduction to Actor-Network Theory. Oxford: Oxford University Press.

8 comentarios:

  1. gracias josep por tu explicación sobre latour, me ha ayudado a entenderlo :-)Lo que no acabo de entender és porque designa dos terminos para hablar de lo social. porque se separa un intermediario de un mediador? para hablar de qué? para diferenciarse de la mainstream? o para algo mas?

    gracias y perdona si os bombardeo con mis dudas hoy estoy mas espessa de lo habitual :-D
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Sí Sara.

    Como sabes Latour es sociólogo, aunque muchos psicólogos nos estamos apropiando de sus ideas y de la sociología simétrica. El francés propone un distanciamiento entre la sociología de lo social y la sociologái del actor-red. Traducido a nuestro discurso el distanciamiento sería entre la psicología mainstream y la crítica. A grandísisisisisismos rasgos, eh? Pero sí, por ahí van un poco los tiros.

    Aunque no lo hace sólo por distanciarse... Lo explicaré en próximas entradas.

    Tus dudas -y las mías, y las de todas y todos- son el alimento de este blog, su motor.

    Gràcies!

    Josep

    ResponderEliminar
  3. Cordial saludo: me gustaría saber si esta noción de mediadores sociales guarda alguna relación con el concepto de artefacto, dentro de la psiología discursiva: hace poco leía algo sobre psicología cultural de Cole y él conceptualiza la noción de artefacto más allá de la idea clásica de instrumento de Vygostki, ¿podría decirse que el mediador va más allá del artefacto? y si es así, en qué se diferencian?

    ResponderEliminar
  4. En primer lugar déjame felicitarte Josep.

    Soy estudiante de sociología (y además un fanático de la psicología social). Tu blog me parece muy interesante y es difícil encontrarse con actualizacioens de este tipo. Me pasaré más a menudo por aquí porque estoy seguro de que encontraré cosas muy interesantes.

    ResponderEliminar
  5. Luis Felipe: Interesantísimo tu intento de enlazar las ideas de Vigotski, Cole y Latour en cuanto a artefacto, instrumento y mediador!

    Una primera reflexión me hace pensar que hay relaciones entre los tres conceptos y entre la psicología del desarrollo de Vigotski, la cultural de Cole y la sociología simétrica de Latour. Fíjate que los que trabajamos en el ámbito de la psicología discursiva como método y también como epistemología nos movemos muy a gusto en el de la cultural de Cole, Wertsch, Burman y más.

    Yo no diría exactamente que Cole supere el concepto de instrumento de Vigotski. Creo que lo amplía. Si el ruso se fija básicamente en la "zona de desarrollo próximo" del niño, el norteamericano (creo que Michel Cole es de esa nacionalidad, no?) abre el foco del miscroscopio hacia el concepto de artefacto cultural volviendo un poco a Luria y sus estudios quasi etnográficos sobre el desarrollo del lenguaje en diferentes tribus de las estepas rusas. Los trabajos de Cole son casi, casi etnografías!!! Y en este sentido -y en otros- atienden enormemente al contexto cultural (no digo que Vigotski no lo haga, eh?.

    Latour escapa a la tentación de lo cultural, incluso de lo social y habla de lo colectivo. Si los psicòlogos rusos y norteamericanos diferencian entre sujeto -el que está en proceso de desarrollo- y objeto -el artefacto, el instrumento- el sociólogo francés los unifica; son la misma cosa. El matiz es de gran trascendencia epistemológica, pero también práctica. Superar la dicotomía sujeto/objeto es algo muy reciente -en investigación, en terapia, en intervención- y todavía no sabemos hasta dónde llegaremos, si es que llegaremos a algún sitio o el sólo gusto por pensar, aprender y construir ya es en sí un objetivo que nunca se acaba en sí mismo...

    Perdonad. Me temo que me estoy enrrollando y me he ido un poco del hilo. Pero no quería dejar pasar más días sin apreciar la reflexión de Luis Felipe. Si me lo permitís, durante el finde estructuraré un poco más estas ideas. ¿Alguna idea/opinión más?

    NOTA: ¡No dejeis de leer cualquier cosa que caiga en vuestras manos de Michel Cole. Interesantísimo!!! Aprovecharé también el finde para proponeros algunas lecturas suyas y de otras/os autores de la Psicología cultural.

    Abrazos!

    Josep

    ResponderEliminar
  6. Héctor: Muchísimas gracias por tus comentarios. Pasate por aquí siempre que quieras y esperamos comentarios.

    Hoy ya no -que tengo un poco de lío- pero enseguida me paso por tu blog.

    Un abrazo!

    Josep

    ResponderEliminar
  7. Josep, si no ha leído alguito de Jesús Ibáñez, me hace el favor y se lee alguna cosita. Me conformo con que lea la Introducción de "El Regreso del Sujeto: La Investigación Social de Segundo Orden" :)

    Ya es la segunda vez que sus palabras, de Josep, me hacen pensar en sus palabras, las del sociólogo J. Ibáñez.

    Aquellos ejemplos de física cuántica, a los cuales Tomás Ibáñez también hecha mano en "Municiones para Disidentes", me hace dudar fuertemente sobre la posibilidad de intermediarios. Partamos del "hecho" que nada existe, aún desde la física cuántica, en su singularidad... ¿cómo suponer que algo puede ser transmitido en su pureza entonces?...

    ResponderEliminar
  8. Gracias Josep, me halaga mucho que tenga en cuenta mi recomendación :)

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico