06 septiembre 2008

Kenneth J. Gergen y la tecnología

Mis primeras referencias sobre Gergen se remontan a mediados de los lejanos años noventa del siglo pasado. Fue concretamente una cita de "El yo saturado" en la tesis doctoral "Análisis interpretativo de la psicología del Self en la última década" de mi primo, el Doctor Vicente Monsalve (quien me consta que nos lee, aunque no participe en el blog; un beso!). No tardé mucho en hacerme con un ejemplar de la citada obra de Ken. La leí con voracidad intelectual y emocional. Su lectura cambió mi vida (disculpad por lo cursi de la expresión pero la metáfora se acerca bastante a lo que quiero decir). Cambió mis ideas sobre lo tecnológico y otros asuntos de lo cotidiano. Me hizo ver con claridad algunas cosas.

"¿Por qué aquí, por qué ahora? La reflexión que hice de mi propia vida y de la de los seres que me rodean, y los comentarios que he leído acerca de la historia social de los últimos tiempos, me sugirieron esta respuesta: el cambio tecnológico. Los logros tecnológicos a lo largo del siglo han producido una alteración radical en nuestra forma de revelarnos a los demás. Como consecuencia de los avances realizados en el campor de la radio, el teléfono, el transporte, la televisión, la transmisión vía satélite, las computadoras, etcétera, estamos hoy sometidos a una tremenda andanada de estímulos sociales. Las comunidades pequeñas y estables, que tenían un molde conformado de otros valores, van siendo sustituidas por un conjunto amplio -y creciente- de relaciones humanas". Kenneth J. Gergen "El yo saturado. Dilemas de identidad en el mundo contemporá
neo" 1991/1997. Barcelona/Buenos Aires: Paidós. (pág. 13).

Más tarde estudié a fondo toda su obra (y lo sigo haciendo, como la de otros autores relacionados con el Construccionismo social). Y, sin mitificar nada -que no es mi estilo- me sigue sirviendo de fuente de inspiración y recurso de reflexión.

En junio de 2004 cogí el avión yo solito (me dan terror los aviones, pero bueno...) y me fui a un workshop a Filadelfia. Excepto una colega canadiense y dos de Bahamas el resto de participantes eran norteamericanos. Allí estaba yo con mi pobre inglés (nadie hablaba castellano), mis pobres recursos y mi soledad inicial. Un día que me fu
i por ahí de deriva urbana me paró la policía y todo por si era un terrorista. Pasé un miedo!!! Además del workshop tuve ocasión de compartir mesa y mantel (y buen vino de California!) con Ken y Mary y charlar sobre cuestiones menos académicas: política, literatura. Como informé a Ken de mi interés por el impacto social de los teléfonos móviles me regaló un libro en el que aparece un interesantísimo capítulo suyo sobre la cuestión.

Durante el workshop de tres días se debatieron innumerables cuestiones (otro día os explicaré las diferentes concepciones que aparecieron sobre el tema tan en boga en los USA del "leadership"). Siempre aparecía la cuestión de la retórica -"some people, Josep, will conveince you with their pretty words..." (cito de memoria)-. Me quedé con una frase
de Ken: "You are a conversation". La dejo en el aire, por si os sirve de reflexión sobre las bases del Construccionismo social.

Pocos días después Mary y Ken desembarcaron en Barcelona para unas jornadas del Fòrum de las culturas sobre los conflictos en la vida cotidiana. El debate inaugural fue apasionante. Ken, Sarah Cobb y Humberto Maturana cara a cara. Uis! Saltaron chispas! Especialmente cuando el chileno (Maturana es chileno creo, no?) apostó por la desaparición de las teorías (de forma bastante convincente, todo sea dicho de paso) y la neoyorkina (Cobb creo creo que es de esa ciudad?) le replicó: "¿Desaparición de las teorías? No, por favor! Más teorías, cuantas más teorías mejor!!!". Después Mary, Ken, Mercé y yo nos fuimos a comer unas ensaladitas de pasta a la sombra y a charrar de nuestras cosas (Mary, si lees esta
s líneas busca las fotos que nos hicimos y me las envías, please!).

La última vez que nos vimos fue en Barcelona (again), en un seminario del doctorado que estoy cursando en la UAB (por ahí abajo hay algunas fotos). Por suerte en los seminarios de mi universidad hay muchísima gente de latinoamérica. No quiero estereotipizar nada, pero me encanta vuestra frescura y atrevimiento. Insisto en que no creo en los estereotipos (aunque ellos sí creen en mí, bua) per sois mucho más divertidos y atrevidos que los europeos pijines. Esos días estaba este que esto escribe leyendo un librito más que interesante, "Social Construccionist Psychology. A Critical Analysis of Theory and Practice" edi
tado por Nightingale & Cromby en Open University Press. Ya me hacía gracia que las críticas a nuestra orientación (que no es la Verdad ni mucho menos) se convertían en argumentos a nuestro favor(perdonad la retórica; esto no es ninguna guerra ni mucho menos, eh?). Se lo enseñé a Ken (no lo conocía). Y en un minuto desmontó algunos de los argumentos con que nos atacan. ¿Por qué nos atacan si nosotras/os no atacamos a nadie? (Bueno, yo sí, al psicoanálisis. Pero esto es una postura individual. Admitid que algo hay que atacar en esta vida, si no sería un aburrimiento total).

Una de las cosas que más me atrae de la obra de Ken, de
sus ideas y, en general, del Socioconstruccionismo es la lógica de sus argumentos (el otro día ya me refería a eso de la lógica). Nuestras ideas, nuestra visión del mundo y de la realidad no son verdades absolutas, no vamos dando lecciones a nadie. Pero el CS pone un poco de orden en el caos natural de las cosas. Creo yo, vaya. El orden (uis, que palabra más horrible!) es el del relativismo. ¿Es posible ser social sin ser relativista? ¿Es posible una visión del mundo socioconstruccionista sin poner en duda nuestros propios fundamentos? Espero que no...

Jooooo, como me estoy enrollando hoy! Perdón. Nada, que me encantó conocer a Ken. Me encanta su humildad, su buen hacer y hablar y pensar (no en un sentido moral, sino social), su humanidad, sea esto lo que sea.

Iba a hablar de su relación con la tecnología. ¿Lo he hecho? Sí. "You are a conversation". Y qué es una conversación sino tecnología en estado puro?

Termino esta entrada con una cita de mi amiga, directora de JovenTIC y de mi tesis doctoral Adriana Gil, una de las personas que más metida está en esto del Construccionismo social. Más clarito agua,

"Aunque desde el punto de vista mainstream las emociones son la constancia y prueba irrefutable de que los individuos existen, y que son esgrimidas como la prueba empírica viviente de que los individuos son y deben ser nuestras unidades de análisis, lo que tenemos entre manos no son trozos de individuo en carne viva cuando hablamos de emociones, sino la sociedad entera puesta en escena en formato persona y a medida del contexto" Adriana Gil Juárez. 2000. Athenea Digital, núm. 1.

Y con una dedicatoria a las y los psicólogas/os psicopatologizantes de la sociedad humana. Es una PATOlogía que descubrió el propio Ken hace algunos años. Creo que no está en el DSM, pero os la podéis encontar en vuestras consultas, eh?

;-)

Besetes,

Josep


8 comentarios:

  1. Anónimo6/9/08 21:06

    Joseeeeep!
    Tinc moltíssimes ganes de parlar amb tu... Ja trobo a faltar les nostres converses, tot i que han estat poques però...

    La setmana que ve ja torno per terres catalanes, si tot va bé... així que... espero trobar-te algun dia en linia i poder fer-la petar, ok?

    Petons i mossegadeees... i endavant amb els projectes!


    Tina.

    ResponderEliminar
  2. Josep, le pido el favor de transcribir el chiste del final que no se alcanza a leer, y creo que también sería chévere si transcribiera la dedicatoria que le escribió el profesor Ken, así sólo sea para reforzar mi yo chismoso =P

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Gerardo!

    Pinchando en las imágenes se deben de ampliar. Pero, por si acaso:

    - En el chiste se ve un pato asomado a una ventana del edificio de detrás del señor. El texto dice: "Patofobia: el temor de que en algún lugar, no se sabe de qué manera, un pato lo está mirando" :-)

    - La dedicatoria dice: "A pleasure to meet you, and I look forward to future construction"

    ¡Saludos!

    Josep

    ResponderEliminar
  4. Tinaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

    Ja has tornat? Cóm ha anat el viatge?

    Bueno, ja hem sapigut de les teves peripecies (es diu així en catalá, uis?) per eixos mons... però segur que tens moltes més coses que explicar-nos, eh?

    T'esperem!!!

    Josep

    ResponderEliminar
  5. Ambos profesores, Mary y Ken, me han parecido personas sumamente cálidas y divertidas.

    Creo que es una gran fortuna conocer personas como ellos dos.

    ¿cierto? ;)

    ResponderEliminar
  6. Guaaaaau! Conociste a Keneth Gergen!!! o_O Jooee!

    ResponderEliminar
  7. Esther: ¿Has vuelto a pasar por tu entrada sobre el amor :) ?

    ResponderEliminar
  8. Casualmente di con este textico en inglés del profesor Ken llamado "The Self: Death by Technology". Les confieso que no lo conocía. Es de sólo nueve páginas por si alguno quiere mirarlo.

    Leer THE SELF: DEATH BY TECNOLOGY

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico