18 septiembre 2008

Machotes, machotes,...

No, tranquilas y tranquilos que no voy a convertir este espacio en uno antitaurino. Pero sigo cabreado con estas cosas. Y aquí me desahogo un poco.

"¿Por qué seguimos siendo tan salvajes?" (El País, hoy).

¿De verdad algunos seres humanos tienen que alimentar sus expectativas de fertilidad y su hombría así, asesinando cruel y ritualmente a otros seres vivos? Joeeeeeer!

En fín, enlazando con algunos de los comentarios de anoche sobre la danza oriental, prefiero alimentar mis expectativas de feminidad (lo de la fertilidad lo dejo para otra de mis vidas, que ahora no toca) aprendiendo danza oriental. ¡Gracias Sara, Esther, Tina... y tantas otras por enseñarnos a ser menos machotes, a ser más como vosotras!!! (por cierto, en cosas como la de tordesillas no se ven mujeres...).

Os dejo un par de regalos. Concha Buika (seguramente ya la conoceis). Mujer y multicultural. A mí me gusta. Me gusta su diferencia, su diversidad física y cultural (me gustan mucho sus dientes separados, tan diferentes a los estándares de las pasarelas de moda y los anuncios de televisión). Me gusta su música y su voz que es de muchos sitios a la vez.

Apuesto por la música, la danza oriental y los rolling stones. ¡Fuera el maltrato a los animales!!!





¡Saluditos!!!

Josep

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico