04 diciembre 2008

Deconstruyendo el construccionismo

(Roy Litchenstein)



¡Vaya!


Me ha dado por reproducir obras de Roy Litchestein, uno de mis pintores favoritos. Y por deconstruir cosas... :-)


Hace tiempo leí algo de Latour (disculpad que, en contra de mi costumbre, no ponga la referencia exacta) defendiendo que "construir" algo -un edificio, por ejemplo- es algo que todos tenemos asumido. Creemos normal que nuestras casas hayan sido construidas. Y que nuestros ordenadores, coches y teléfonos móviles hayan sido fabricados, que es una forma de construir (mmmmmm, fabricados... me gusta esta palabra como retórica; la usaré a partir de ahora...). Pero cuando hablamos de lo social, lo natural o lo puramente humano... eso de "construir" o "fabricar" suena más que mal a más de una/o (especialmente a las/os psicólogas/os mainstream o los sociólogos de lo social).


Nuestras mentes, nuestras almas, nuestros espíritus, relaciones, emociones, formas de ser, rasgos de personalidad, gustos sexuales (erotismo), opiniones políticas y cosas así seguramente han sido construidas. Por Lo Social, Lo Colectivo, Lo Espiritual, Lo Biológico o lo que sea...


¿Están bien construidas? ¿Quién es el maestro constructor, el arquitecto, el diseñador? ¿Quién dice si están bien o mal construidas?


Seguramente podemos emitir opiniones sobre lo bien o mal que están construidas nuestras casas, ordenadores, coches, teléfonos... Y podremos encontrar algún que otro juez experto que apoye o desestime nuestras opiniones. Pero, ¿quién nos ayuda a opinar sobre nuestra mente, nuestras emociones, almas, espíritus, sentimientos, relaciones? ¿Los psicólogos? ¿Los sociólogos? ¿Psiquiatras, médicos, profesores, expertos de lo humano y divino, científicos, curas, jefes de estado, el fondo monetario internacional, la universidad, un gurú, una mujer de la vida, un yonki, un artista?


Entonces, ¿de qué sirve -y me pongo en plan utilitarista- que todas esas cosas -y más- sean construcciones?


Ei! Me he puesto muy serio. Voy a buscar en mi hogar electrónico alguna imagen que os haga despertar una sonrisa (del hogar físico no me fío, que no me funciona la calefacción... con el frío que hace por aquí, chéeeeeeeeeee)
¡Saludos!
Josep



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico