07 diciembre 2008

Steve Yearley: Construcción Social y Expert@s en la Sociología del Conocimiento Científico



Como mencioné en un comentario hace algunas semanas, en halloween (Octubre 31 de 2008) estuve en una ponencia de Steve Yearley.

Steve Yearley es profesor de sociología del concocimiento científico en la Universidad de Edimburgo. También es director del proyecto de la universidad: "Genomics Forum". Dicho proyecto busca generar contacto entre los distintos participantes de la ciencia y la tecnología: científicos, científicos sociales, tecnólogos, legisladores, miembros de la sociedad, entre otros.

La siguiente es una traducción de dos preguntas que le hice al final de su presentación y sus respuestas. Les comento que la traducción en lo absoluto es perfecta: algunas expresiones se me escaparon al escuchar la grabación y otras preferí adaptarlas ya que perdían su sentido al pasarlas de forma literal. En todo caso, creo que el tema que tratamos es bastante pertinente para este blog ;)

Gerardo G: Tengo dos preguntas. Primero que todo, me parece haberle escuchado decir que se considera un construccionista social. Me gustaría saber qué teorías construccionistas sociales le gustan más: ¿con cuáles se conecta, y por qué?

Steve Yearley: Supongo que hay todo tipo de posiciones construccionistas sociales con las cuales podría conversar. En ese sentido, todavía me veo procurando llegar a una posición basada en el tipo de argumentos como los de Harry Collins. Por supuesto cabe la pregunta de cuánto Harry Collins, aún en ese tiempo, se movía entre argumentos que podríamos llamar: relativismo metodológico y relativismo ontológico. Depende de sí sólo estaba tratando las cosas como si fueran enteramente construidas, como una vía metodológica para entrar en una disputa, o era realmente lo que pensaba. Yo siempre he tomado al relativismo metodológico como la única posición viable que existe.

Pero tu pregunta me hace pensar: “¿Qué tipo de construcción es ésta? ¿Qué queremos decir exactamente con construcción social?”. Con sus argumentos, todo lo que Harry Collins trató de decir fue: “Un filósofo convencional o un positivista diría «acá está la evidencia, y por tanto, estas personas creen en la evidencia»”, a lo cual el mismo respondería: “Hay alguna cosa que interfiere, que hace que crean en la evidencia, como un acto de abordaje (engagement) de la evidencia”.

Pero creo que usted tiene razón: lo que ese proceso de incorporación o lo que ese proceso social era, usualmente no fue muy detallado. Todo lo que trataban de decir los defensores de la construcción social era que: “No somos positivistas, no somos de esa vieja clase”. Tenemos por ejemplo a John McQuency o Steve Shapin, hasta cierto punto, con ese tipo de interés o aproximación alrededor del tema. Se volvió muy común definir esta aproximación conectando la construcción con los intereses de las personas. Sin embargo, casi, más bien todos los que tomaron esa posición ahora la han trascendido. Entonces entiendo que el programa empírico con el tiempo fue superado con la “construcción”. Pero creo que una cosa que se ha desarrollado desde el manifiesto inicial de Harry Collins es una mayor necesidad de indagar los aspectos de la construcción social, de qué es lo que estamos hablando. Por ejemplo, mi interés particular en los juicios (como factor relacional que determina las conclusiones científicas) es una de esas formas de referirse a los procesos sociales.

Gerardo G: Ya segundo, ¿cómo se puede entender el concepto de expert@ (expertise) desde un punto de vista socioconstruccionista?

Steve Yearley: Me preguntas del concepto de expert@… yo creo que no se limita al trabajo de Harry Collins sobre el tema.

He conversado con Harry y entiendo que está buscando casos de personas que piensan que son expert@s pero no lo son. Así que está buscando a una persona que cree que es un experto pero que Harry pueda demostrar que no lo es. Me parece que ha logrado conseguir un caso; una comunidad nativa con casos de sida que afirma: “Nosotros conocemos otras cosas respecto al sida distintas de los conocimientos occidentales.” Así que él tiene un caso en el que preferiría decir: “Bueno, ellos realmente no deberían ser expert@s, y por tanto, no deberían escucharlos por no ser expert@s.”. Esto en oposición a decir: “Están equivocados y no los deberías escuchar.”, sí deberíamos querer escucharlos. Son dos formas de pensar: “están equivocados” y “no son expertos”. Pero el hecho que él ha estado pensando en esto por mucho tiempo y sólo tiene un caso me hace pensar que hay algún problema con su idea. Yo creo que el error radica en tratar de especificar de antemano el tipo de expert@s que puede haber, porque mi sospecha o expectativa es que hay muchas más formas de expert@s sólo que aún no hemos encontrado formas de identificarlos. En oposición, las personas más conservadoras sobre este asunto seguirán afirmando: “Yo sé lo que es un expert@.”

Gerardo G: Muchas gracias por compartir sus perspectivas.

Ahí lo tienen, es un breve abrebocas con el cual probablemente estarán, en parte, de acuerdo y, en parte, en desacuerdo. Si quieren saber un poco más sobre Genomics Forum, éste forma parte de un proyecto mayor llamado "Genomics Network"; presionando el siguiente enlace podrán visitar su sitio web: GENOMICS NETWORK.

PD. JOSEP: le comenté al profesor Yearley sobre el grupo de Jóvenes TIC, pensando que tanto a él como a ustedes podría serles útil el contacto. Si usted o alguien del grupo está interesado en contactarlo, su dirección de correo es: steve.yearley@ed.ac.uk O si prefieren, puedo contactarlo primero teniendo en cuenta ese primer acercamiento y la breve introducción que le hice sobre el grupo. Por su parte, él me respondió que valoraría mucho conocer sus perspectivas sobre las tecnologías de la información y la comunicación.

:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico