18 enero 2009

"Buenos y malos"... o "Sobre el relativismo"

Ei!

Al hilo de las últimas aportaciones al blog en la sección de comentarios (Sara ya está trabajando para que se puedan ver más de cinco; gràcies Sara, si no fos per tú no sé que seria d'aquest blog :-)) escribo esta entrada. ¿Hay buenas y malas personas?

Bueno, me quedo un poco turulato con esta cuestión. Yo no juzgo. Pero si que es cierto que tomo decisiones políticas cada día, por tanto morales. Cuando tenía 17 años (o sea anteayer :-)) me leí a Nietszche de cabo a rabo. Y nunca he dejado de leerlo y de inspirarme en él. Lo vengo a decir porque lo de la genealogía de la moral lo tengo bastante clarito. Pero no paso de todo. Cuando inserto en este blog una pegatina de "NO A LA GUERRA" o un anuncio del ministerio correspondiente sobre la VIOLENCIA DE GÉNERO estoy asumiendo una postura moral. Hay cosas que me repugnan incluso a nivel físico, como la guerra o la violencia machista.

¿Veo a un violento -guerra, agresión machista- como una persona? No lo sé. En principio supongo que sí. Pero no tengo por qué alinearme con esa persona. Nadie, ni mi ética ni mi moral ni mis valores, me obliga a hacerlo. Yo tomo mis propias decisiones en cuanto a cómo comportarme y pensar en la vida cotidiana. Sé que nunca participaré en una guerra ni pegaré a una mujer ni a otro ser humano o no humano; y posiblemente eso quiere decir que mi moral (mis valores) no acepta que otros lo hagan.

El tema tiene tela. ¿Los socioconstruccionistas, postmodernos y relativistas somos ajenos a cualquier toma de postura moral?

Voy a complicarlo un poco más. Voy a citar a Tomás Ibáñez, que sabe muuuuuuuuuucho más que yo de estas cosas. Mi amigo, músico y psicólogo Gerard López me criticaba en el fòrum de la UOC que en demasiadas ocasiones citaba otras fuentes, que no daba mi opinión. Y tenía razón. Pero citar también es dar opinión. Por cierto, después de casi dos años he contactado con Gerard a través del feisbuk. Molaaaaaaaa. Gerard: te he enviado una invitación a participar en este blog. ¡Te esperamos!!!

Bueno, vamos a la cita. Forma parte del capítulo "Defensa del relativismo" del libro que referenciaré a continuación. Es un poco fuerte. Abrid vuestras mentes.

"Argumentar en clave relativista conduce a hacer afirmaciones como, por ejemplo, que el acto de poner una bomba y matar a 200 personas no es intrínsicamente malo desde el punto de vista moral. Ese acto sólo resulta despreciable, y totalmente despreciable, desde los valores con los cuales nos comprometemos. Pero esos valores que estamos eventualmente dispuestos a defender con uñas y dientes, no tienen ni mayor ni menor grado de fundamentación última que los valores que esgrimen los terroristas. No son, intrínsecamente, ni mejores ni peores que los valores opuestos.

Decir cosas como las que acabamos de decir, nos asegura, en el mejor de los casos, serios problemas para ser comprendidos, y nos amenaza, en el peor de los casos, con caer bajo la acusación de 'apología del terrorismo'."


Pongo una foto del día en que se presentó el libro de Tomás, durante el IX Congreso de Psicología social, en A Coruña. Desde luego, Ibáñez no tiene la más mínima pinta de terrorista, eh? Es el que está delante de mí (yo un poco más gordito y con el pelo corto) y del profesor e investigador Juan Carlos Aceros (el más alto). También están por ahí Teresa Cabrujas (la primera por la derecha), Lupicinio íñiguez (el tercero por la derecha), Adriana Gil (la de negro con la mochila), Joel Feliu (a la derecha de Lupicinio), Montse Vall-llovera ( a mi derecha),... en fín mogollón de relativistas... ;-)


- Ibáñez, Tomás (2005). Contra la dominación. Variaciones sobre la salvaje exigencia de libertad que brota del relativismo y de las consonancias entre Castoriadis, Foucault, Rorty y Serres. Barcelona: Gedisa.

9 comentarios:

  1. Bien, creo que no tengo más remedio que opinar sobre el tema, ya que soy la culpable de que Josep haya colgado ésta entrada!

    La verdad es que es un tema complicado y que depende de como reciba el receptor las palabras que digas sobre ello, pueden causar malos entendidos.

    Intentaré ser los más clara posible con mi opinión:

    Sinceramente, para mi, la frase clave de ésta cuestión es:

    "hay actos malos, no personas malas"


    Me explicaré: Creo que todos tenemos a alguien a nuestro alrededor, al que podemos decir "éste es un cabrón, que mala persona que es"... pero después te giras y siempre hay quien dice maravillas de él... entonces me planteo, si realmente ésta persona es mala o simplemente comete "actos" con los cuales yo no empatizo o no estoy deacuerdo o no me parecen del todo éticos.

    Pero yendo más allá, Que pasa con un asesino, un violador, un inmigrante que ha robado, un menor que pertenece a una banda que comete actos vandálicos…?

    Toda ésa gente es mala? O simplemente lo son sus actos?

    Como estudiante de integración social que soy, en una situación como ésta, me llego a plantear muchas cosas como las razones que han llevado a este individuo a cometer este acto, quizás no sea la excusa ni la respuesta correcta, pero quizás esto nos lleve poco a poco a entender, a comprender que toda consecuencia tiene su inicio… y que si realmente queremos integrar de nuevo a ésta gente, tenemos que atacar en él, que no podemos juzgar sin saber y entender cual es la historia personal de quien tienes delante y que situaciones o problemas le han llevado a éste punto.

    Por otra parte decir que, hace poco he llegado a entender, comprender y sentir (y como ya dije en otro comentario de éste blog), que la mirada del otro es la que nos va construyendo como personas… y seria fantástico dar y recibir que el otro te percibe como una persona y no como un problema, es decir, que la gente te pudiera ver como una persona con nombre y apellido y no con la etiqueta de: Inmigrante, Prostituta, Drogadicto, Sin techo, discapacitado, menor en riesgo, “viejo”, preso o expreso, violador… y que te tratase como cual.

    Creo que es importante saber que el otro, es una persona igual que tu, y que yo… pero con un problema, como el tuyo, como el mío… un problema que es visible, que se deja ver… o simplemente que alguien lo está potenciando para hacerlo publico (medios de comunicación, vecinos…) pero… realmente es mas importante el problema o la persona?...

    Y aquí lanzo mi segunda pregunta:

    ¿Que veis antes, la persona o el problema?



    Tina.

    ResponderEliminar
  2. Se ha borrado una parte...

    Que pasó hermano... que pasó?... (tono mejicano!)

    Besitos,

    Tina.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno, no sé ni que decir...

    En principio, al leer la entrada he pensado que una persona adscrita al construccionismo social, no podría/debería hablar de buenas-malas personas, ni de buenos malos-actos.
    Relativismo cultural y socioconstruccionismo van de la mano, y en este sentido, juzgar a alguien o a algo como bueno-malo-regular, implica posicionarse, implica emitir un juicio desde una perpectiva moral particular,y desde unas creencias/cultura determinada.

    Con lo cual nuestro juicio/percepción de la realidad, y de los otros como buenos o malos, nunca va a ser ni neutro, ni objetivo, ni mucho menos universal.

    Así pues... se puede afirmar desde un punto de vista construccionista que alguien es "mala persona"? Quizás no.

    Eso no significa que yo (es un Yo impersonal, me refiero a cualquiera de nosotros) no pueda aseverar que alguien es mala persona. Supongo que eso no significa q la persona sea mala per se, significa que a mi me lo parece, porque sus actos se desmarcan de aquello que yo considero ético y moral.

    Me he hecho esta pregunta... ¿te parecería "mala persona" alguien que dijera que disfrutó asesinando a su pareja? La respuesta es sí, me lo parece. Pero al decirlo no hablo yo, hablan mis valores, habla mi percepción subjetiva de la realidad y habla la construcción que he configurado a lo largo de mi vida acerca de lo que es bueno y malo.

    Yo creo que ningun construccionista puede escaparse y huir del proceso de acultruración que le ha forjado, por mucho que admita que la realidad no exista con independencia de nuestra realidad, y aunque sepa que aquello que es real, o bueno o malo, lo hemos construido/constituido socialmente

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Ester por tu comentario... la verdad és que solo son preguntas que dejo caer para que alguien, algun día, quizás vea otro punto de vista... peró veo que tu y yo pensamos astante igual!... expresado de diferente manera!

    De nuevo, grácias... vamos descubiréndonos por aquí!


    Tina.


    http://info-social.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Uy, nada de gracias! Para mi es un placer leeros.

    Seguimos leyéndonos!

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos!

    No estoy en mi ordenador, o sea que imagino que figuraré como anónimo, por lo tanto me tendré que presentar: Josep Mª Serlavós, estudiante de psicologia en la UOC.
    Antes que nada, un abrazo Pepet! No se como te lo haces para despertar mi interés hacia el tema psicosocial, porque te aseguro que algunos de mis consultores van a conseguir que lo aborrezca :D

    Creo que es inevitable hacer juicios de valor como seres humanos que somos, pero como tales también tenemos nuestras herramientas para poder diseccionar estos valores y examinarlos.

    A la pregunta "¿Los socioconstruccionistas, postmodernos y relativistas somos ajenos a cualquier toma de postura moral?" mi respuesta seria que no, en absoluto, y cuanto mas de cerca nos toque el tema a tratar, menos aún (a menos que podamos coger los valores, cortarles el cordón umbilical que los une a nosotros y cerrarlos en una caja de donde no puedan escapar, que son muy traviesos!)

    Sobre las línias de Tomás Ibañez, me he encontrado últimamente con algunas personas (con las que he entablado una entrañable enemistad) que son capaces de defender de la manera mas fundamentalista el derecho a defenderse en el territorio de Gaza mediante misiles tirados aleatoriamente sobre la población israelí, negándose firmemente a reconocer que éstos también hacen daño a otras personas, y que por lo tanto también tenian su parte de "mal". Para ellos este mal estaría justificado. ¿No tienen también sus própias justificaciones quienes están a favor de aplicar la violencia en Gaza como única solución a su situación actual?

    Ahora no se si me he ido por la parra, o sea que si lo he hecho me dais un toque ;)

    JM

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!

    Yo no veo "personas". Tampoco veo "malos" o "buenos". Tampoco veo "etiquetas".

    ¿Qué es una persona? O ¿Qué es ser persona? ¿Alguien lo sabe? Yo, desde luego, no.

    Veo procesos y relaciones en los que se interseccionan aspectos semióticos, lingüísticos, ideológicos, intencionales, colectivos,... Veo vaivenes que configuran eso que algunos llaman "personalidad" (de persona única e inquebrantable, supongo), "forma de ser" y cosas por el estilo.

    Estoy de acuerdo en líneas generales en que no existen personas malas o buenas, sino actos malos o buenos. Y esto me sirve más o menos en mi cotidianeidad. Si alguien se salta con el coche un semáforo en rojo y mata a un niño que cruzaba en ese momento ha realizado un mal acto, pero probablemente no sea una mala persona. Ahora bien, ¿qué pensarán los padres del niño? Todos los días vemos ejemplos como este a nuestro alrededor... Y la configuración de lo social (y de lo moral) no depende sólo del conductor. También de todos los demás actores (muuuuuuuchos más de los que aparecen en este breve -aunque seguramente trágico- ejemplo..., incluyendo al semáforo en sí, al sistema de colores que constituyen el funcionamiento del semáforo, a las autoridades que determinan dónde colocarlo, al concepto de muerte, al de paternidad, al de duelo, al de culpa, a nosotras/os como analistas sociales,...)

    ¿Es George Bush una buena o una mala persona?

    ¡Saludos!!!

    Josep

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico