30 enero 2009

Os dejo un pequeño texto que ha colgado mi profe de terapia breve Carles Panadés y me ha resultado muy interesante. ¿Qué os parece lo que dice Buda?



El pensamiento se manifiesta como la palabra;
La palabra se manifiesta como hecho;
El hecho se manifiesta como hábito;
Y el hábito se endurece hasta convertirse en carácter;
De modo que observa el pensamiento y sus formas con cuidado.
Del mismo modo que la sombra sigue al cuerpo,
Conforme a lo que pensamos en eso nos convertimos”


salut!

5 comentarios:

  1. Pues no está nada mal para empezar el día hoy que me he levantado superpronto y con ganas de trabajar y "pensar" :-) Gracias por tu aportación, Sara. Desde luego lo que dice Buda tiene mucho que ver con el punto de vista construccionista sobre el lenguaje, sobre cómo este configura la realidad, también la de nuestras mentes y carácteres (formas de ser). Y esto puede llegar a ser algo enormemente "duro", invariable, inflexible. Nuestro pensamiento se convierte en hábito y en carácter mediante lo que decimos. Creemos que somos como somos o que nos pasa lo que nos pasa porque así lo decimos -y lo pensamos-.

    No sé si estareis de acuerdo con mi interpretación, pero estas son algunas de las ideas que me ha sugerido el texto que ha colgado Sara.

    ¡Buen fin de semana!!!

    Josep

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Buda, Carles y Sara. Sin ustedes tres, creo que varios no hubiéramos conocido aquella invitación :)

    Quiero pensar que el hilo no es siempre sólo un hilo, no siempre partimos del pensamiento para terminar en el carácter. El hilo también puede ser un tapiz por ejemplo; entonces hecho, palabra, carácter, pensamiento y hábito tendrían que ir de la mano sosteniendo una u otra realidad (como mencionó nuestro amigo Josep) . Muy pertinente la invitación, vendríamos siendo un proceso en el que participamos entonces de muchas formas.

    ¿No les ha parecido curioso el interés por el budismo de algunos socioconstruccionistas? Confieso saber bastante poco del budismo, aunque me atrevo a sugerir que se han propuesto distintas versiones, ¿cierto? ¿Podemos decir que es una religión? Si es así, ¿en qué se diferenciará de las otras? Creo que no me había preguntado eso antes :)

    ResponderEliminar
  3. En tiempos me sentí bastante cercano al Budismo zen, aunque nunca llegué a una práctica institucionalizada. Lo que entonces aprendí siempre ha estado ahí, a mi lado, a pesar de que no comparto algunas de sus ideas. Hoy estoy retornando un poco a algunas lecturas e ideas que siempre me han llamado la atención y que creo que encajan bastante bien con las socioconstruccionistas, un poco al estilo del texto que Sara ha colgado (gràcies!!!), aún con todos los matices que se quieran hacer.

    Opino que, al menos la orientación budista que conozco, no es una religión al estilo clásico. Es más bien una filosafía, o sea una forma de ver y vivir la vida.

    Saludos!

    Josep

    ResponderEliminar
  4. pero el pensamiento no son palabras y hechos?
    y el carácter eixiste o simplemente como el valor se lo supone uno a través de los pensamientos que son palabras, y los demás y uno mismo a través de los hechos y las palabras?
    y los hábitos podrian existir sin la memoria, y esta buena señora no está hecha de pensamientos?
    Pues entonces hagamos como sino existieran los hábitos, pensemos hagamos y hablemos como si la sombra fuera algo nuevo nacida en cada momento según donde estemos y la luz que nos enfoca. Quizás ahi está el secreto!

    son ganas de llevarle la contraria a Buda, jijiji

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico