31 mayo 2009

Inland Empire de David Lynch

¡Hola!

Si alguien se ha tomado la molestia (gracias) de mirar mi perfil habrá visto que uno de mis directores de cine favoritos es el David Lynch.

He visto casi todas sus pelis (creo que todas), pero me faltaba Inland Empire (mea culpa). Ayer la daban con el periódico Público. Esta tarde de domingo que quería aprovechar para ponerme al día de algunas de las actividades académicas que tengo pendientes he decidido darme un homenaje. Así que he agarrao una bolsa de palomitas, me he tumbao en el sofá y me he dedicao a ver la peli.

Desde luego, no es recomendable para todos los públicos. Pero nadie quedará defraudada/o si lo que busca es emoción en estado puro en la pantalla de su pc o tv.

Creo recordar que la primera peli que ví del David fue El hombre elefante. Ya me marcó, ya. Me sedujo, me extrañó, me atrajo.

Después vino Dune que, a pesar de mi amor declarado públicamente hacia les pelis y la literatura de ciencia ficción no acabó de convencerme. Sting estaba poco creíble, creo.

Y casi al mismo tiempo vino la hiperfamosa serie Twin Peaks. Genial, misteriosa, bella, nueva cada vez que la ves. Es cierto que los últimos capítulos parece que decaen un poco. Pero también es cierto que no los dirigió directamente David. Si no recuerdo mal los produjo y escribió algún que otro guión.

No recomiendo a nadie que vea sola/o la que creo que fue su primera peli, Eraserhead. Y menos aún si os dedicáis a la Psicología (sic). Yo ya era mayorcito cuando la ví -solo- y no pude dormir en toda la noche.

Blue Velvet tampoco me dejó dormir pero por otros motivos (la inquietante belleza de Isabella Rosellini y de Dennis Hopper, por ejemplo). The Straight Story me dejó bastante indiferente. Pero Mulholland Drive ya me volvió (y me vuelve) loquito perdido.

Inland Empire es para ver muy muy muy tranquilitas/os. Conviene verla en compañía, cuanto más íntima mejor. Conviene tener el mando a distancia a mano. Ir pausando y comentando. Yo me he arriesgado a verla solo. Y no me arrepiento. Reconozco que me gustan las emociones fuertes de vez en cuando. La volveré a ver en compañía. La peli es larga. Es una reflexión enormemente poética y a la vez dura sobre la realidad, sobre las sensaciones y las emociones. Sobre las relaciones, el amor, el sexo, el miedo y la percepción de lo que percibimos (redundancia; perdón) como real en la vida cotidiana. La música es... joeeeeer!!! Del Badalamenti (como casi todas las músicas de las pelis del Lynch), uno de mis músicos favoritos. La imágen, los colores, la trama, los actores... Si la veis no os perdais el final, ¿eh? Os encantará... ;-)

Es la leche!!! Os dejo algunas fotos, todas extraidas de la web legalmente, por supuesto.

Y un vídeo:



Me encantaaaaaaaaaaaa!!!

Josep

1 comentario:

  1. Hubiera leído tu comentario hace años antes de haber visto "Eraserhead" jejejeje. Aún vuelven a mi mente aquellas escenas a blanco y negro, lo sórdido, el tren al fondo, el encierro de las escenas. Lo peor es que la ví en el cine a pantalla grande sin poder poner pausas. Uyyyy qué miedo!

    "The Straight Story" parece dirigida por otro director, no?

    Bueno, que bien que disfrutaste tu fin de semana viendo pelis y comiendo palomitas. Delicioso.

    Saludos

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico