22 octubre 2009

Metro o tranvía???

¡Hola!!!

Estoy revisando un reciente artículo que hemos enviado al Congreso de la Cibersocidad Sara Olivé, Sara Malo y yo mismo y hay una parte empírica de la que me encargué y en la que me ha llamado la atención una cosa: la tendencia "natural" en nuestro contexto cultural que tenemos a la dicotomización, a los binarismos. Bueno/malo; hombre/mujer; blanco/negro... y así. En nuestra cultura tendemos a oponer los extremos. O a buscar un cómodo, burgués e inmóvil término medio. En otras culturas -la oriental, por ejemplo- contemplan los opuestos como complementarios.

¿Es posible una alternativa? ¿Es pensable mirar las cosas no como hechos acabados y opuestos y/o complementarios sino como procesos inacabados que van y vienen, que adquieren múltiples colores y posiblidades? Seguramente sí. Pero no es fácil, ¿eh? Estamos muy marcaditas y marcaditos por nuestra educación, entorno, cultura y todo eso. Fijaos, por ejemplo, en un extracto de esa parte empírica a que me he referido antes. Entrevisto a una persona de cinco años y sus interacciones con el teléfono móvil. Le he ensañado varios celulares y le pregunto cuál le gustaría:

"
- E.- Entonces ¿cual?
- D.- El que tiene más juegos. El que tiene miles de juegos me gusta.
-
- E.- Una cosa ¿No me has dicho que también lo quieres parar llamar a tu tía?
- D.- Lo he dicho.

- E.- ¿Qué es mejor llamar o jugar?
- D.- Jugar y llamar. No, mejor jugar."

Mirad como el entrevistado aprecia con toda la naturalidad del mundo que ("Lo he dicho") que el artefacto sirve para jugar y llamar al mismo tiempo. Sin embargo el entrevisatador (yo, en este caso) insiste en "¿Qué es mejor?". ¿Por qué? ¿Por qué no las dos cosas (y muchas más)? ¿Por qué esa manía de oponer las cosas, de buscar sólo dos alternativas?

Bueno, como de vez en cuando me gusta hacer alguna foto y de vez en cuando también me habéis dicho que alguna os ha gustado, pues os envío unas poquitas que he hecho esta misma mañana. Era temprano. Llovía...

Las cuatro primeras son en el metro. Las cuatro segundas, en el tranvía. Espero que os gusten.

¿Metro o tranvía?

;-)

Josep

3 comentarios:

  1. En Bogotá los tranvías eran como unos buses con un gancho que salía del techo y conectaba con un sistema de cableado que le daba su energía. Hace unas décadas que se dejaron de utlizar acá. ¿Los tranvías son algo similar en España?

    ResponderEliminar
  2. Bueno Gerardo, los que yo conozco -los de Barcelona y Valencia- son muy modernos e hipermegafashion. España es así :( Pero mi reflexión iba por otros derroteros, jejejejejejej

    Josep

    ResponderEliminar
  3. A lo de metro o tranvia. Para empezar Valencia no tiene "metro", tiene dos tuneles que atraviesan la ciudad de punta a punta (linea 3:Rafelbunyol-Ribaroja del Turia) y (linea 1: Vva de Castello-Lliria,Betera). Lo que tiene son a varios politicos los cuales quieren dar esa imagen de "metro" pero estan muy equivocados, y si no que se lo cuenten a la espalda de unos amigos los cuales se fueron a Vva de Castellon con uno de los nuevos trenes y regresaron quejandose del dolor de espalda que se les puso durante el viaje. Por otra parte tranvia si, aunque me gustaria seguirlo llamando a como se llamaba antes de la reforma de la linea 4 alla por el ya lejano 1994.

    En resumen, para mi seguira siendo "El trenet de Valencia", le pese a quien le pese.

    Saludos

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico