22 octubre 2009

Teoría Fundamentada

Saludos.

Días atras, me encontre con lo siguiente:

Grounded Theory, or at least my understanding of it, is a technique for building theory (or theoretical constructs) from quantitative or qualitative data.

But is this really possible? Social researchers, whether their preferred method is qualitative or quantitative will answer, “Of Course!” But, without a theoretical framework, how do grounded theorists determine which of the, potentially infinite, events, variables, and narratives are worthy of interpretation or analysis?

Will someone help me answer these two questions?

Brian A. Pitt

Personalmente, desde que la conozco, he tenido muchas dudas sobre la "teoría fundamentada", creo que lo mejor que he opinado de ella es que se trata de una tomadura de pelo... Me ha parecido elegante el modo en que proponen aquí la cuestión, así que les comparto mi inquietud.

Salud.

g.

8 comentarios:

  1. ¡Ostras Gabriel!!! Ya me has hundido :((((((((((((((((((. ¿Una tomadura de pelo? ¡Pues yo estoy utilizando la Teoría fundamentada en mi trabajo!!! Y, además, soy miembro asociado (no productivo, ¿eh?) del Grounded Theory Institute. Buaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Mis lloros son broma, ¿eh? Lo malo es que no tengo tiempo ahora para defender con detalle esta forma de hacer investigación cualitativa. Si quieres iremos comentándolo poco a poco. Se trata, en pocas palabras, de acercarse al campo sin una idea preconcebida. Como me dijeron el otro día en una revisión de mi tesis, "si uno se acerca al campo buscando algo preconcebido seguro que lo encuentra". Sin embargo, la cuestión que plantea Pitt es muuuuuy interesante. Efectivamente, ¿es posible acercarse al campo con la "mente en blanco", sin un marco teórico que, sin duda, limita el foco de atención pero que todas y todos tenemos? Complicado, ¿eh?

    La Teoría fundamentada tiene sus fundamentos (sic). De momento te pido que me creas. Intentaré ir justificando y documentando esta afirmación.

    ¡Mira!!! Se me ha ocurrido una cosa basada en las fotos que he publicado antes. Pienso en voz alta, ¿eh? Imaginaos que salimos a hacer una investigación fotográfica sobre gente y medios de transporte en un día lluvioso. Si partimos del marco teórico: "la gente usa paraguas los días lluviosos" seguro que encontraremos montones de paraguas. Demostraremos estadísiticamente que nuestro marco teórico es "verdad". Pero si entramos en el campo haciendo fotografías, sin preconcebir lo que la gente hace un día lluvioso, luego recogemos el material gráfico y después lo analizamos INDUCIENDO teoría de las fotos que hemos hecho es posible que encontremos procesos nuevos, procesos sociales que antes quedaban ocultos porque nos cegaba la "verdad" de nuestro marco teórico.

    Me he permitido poner las mayúsculas porque la clave está ahí: la Teoría fundamentada es claramente inductiva. Partir de un marco teórico muy delimitado nos lleva a formular hipótesis y deducir de ellas qué es la "realidad".

    ¿Seguimos???

    Josep

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriel, hola Josep. Me interesa mucho esta discusión porque sólo sé lo básico de la teoría fundamentada. Sin embargo, lo poco que le he leído a Josep, en comentarios y mensajes de correo, me ha seducido bastante.

    Cuando apenas entraba al socioconstruccionismo hice una investigación cualitativa que me había dejado muy orgulloso, pero que luego me pareció demasiado moderna: participamos junto a l@s protagonistas durante toda la recolección de información pero una vez pasamos a su procesamiento, hasta ahí llegó su participación; a través del diseño habíamos declarado que nosotr@s estábamos en una posición privilegiada para interpretarl@s a ell@s mejor de lo que hubieran podido ell@s mism@s. Desde entonces me ha interesado buscar formas de procesamiento que sean tan incluyentes como la recolección. No me ha parecido tan fácil, para ayudarme ahora suelo intersarme en investigaciones dirigidas a la misma academia: la educación superior y hasta las experiencias de investigación de otr@s por ejemplo.

    Sospecho (y quiero creer) que la teoría fundamentada puede ser una manera particular de hacer más participativo, dialógico y democrático aquel procesamiento de la información. Eso es lo que he pensado, pero aún no lo he intentado para digitarlo con más convencimiento.

    Tal vez me puedan ayudar con mi sospecha a partir de lo que conocen sobre la teoría fundamentada : )

    Gracias

    ResponderEliminar
  3. Saludos Gerardo.

    Me ha llamado mucho la atención tu comentario. Tal vez no lo he comprendido del todo, pero el hecho es que, en principio, no comparto para nada tu punto de vista.

    No me parece que el análisis e interpretación de los datos de una investigación sea un privilegio, por el contrario creo que se trata de una responsabilidad y, si la reservas es porque es una responsabilidad compleja (con los sujetos de la investigación, con tu comunidad académica, con tu comunidad científica, con tu empleador, contigo mismo, etc.).

    Pienso que no se vale buscar diluir esa responsabilidad con el argumento (coartada) de la “inclusión” y la “democracia”. En mi opinión, la institución científica se parece más al ejercito que a una comuna, porque el sistema mediante el cual apreciamos el valor de nuestro trabajo y el de nuestros colegas es meritocratico, y me parece que así conviene, incluso a los sujetos de la investigación, porque da lugar a un contexto de exigencia profesional en la comunidad científica.

    En todo caso, ya en los textos clásicos de Taylor y Bogdan, así como en el de Campbell, se desarrolla con amplitud los alcances y los limites de los más diversos diseños de investigación, así como la manera de lidiar con los informantes.

    La reificación de los hechos que se lleva a cabo por medio de la Teoría fundamentada, pienso, es otra manera de buscar eludir la responsabilidad a que me refiero arriba. Afirmar que se parte de la premisa de “a ver qué encuentro” desfonda todo propósito práctico y todo compromiso moral posibles en una investigación, es decir, anula toda posibilidad de asumir una responsabilidad y, ese si me parece un privilegio al que debemos renunciar.

    Salud.

    g.

    ResponderEliminar
  4. Saludos Josep.

    Ups!... por supuesto no era mi intensión herir alguna susceptibilidad ni, mucho menos, ofender a alguien… Creo que por eso mencione la cuestión de la elegancia con que está propuesto el problema en el original… Es que a mi no me fue dado ese talento… J’désolé…

    Desde luego que le seguimos… quiero pensar que esta es una conversación que abandonamos y retomamos cuando es posible y no una competencia donde se puede perder por default… Dicho lo cual…

    ¿Es posible enfrentar la realidad sin prejuicios no consideraciones previas? ¿Es posible inducir (y subrayo inducir) teoría nada más que de los datos? Creo que estamos de acuerdo en que estos no son problemas pequeños ni irrelevantes, entonces, si una investigación ya entraña bastantes desafíos, para qué añadirle estos otros.

    Te han comentado en la revisión de tu tesis que "si uno se acerca al campo buscando algo preconcebido seguro que lo encuentra"; suena a que llevar a cabo una investigación exitosa es malo, está mal o que el objetivo principal de una investigación debería ser fracasar... Como sea, permíteme decirte que ese es un punto de vista, por lo menos, superficial. Lo ilustro con un ejemplo.

    Si realizo una investigación titulada “Representación social de la luna llena” (http://www.psychologie-sociale.com/index.php?option=com_content&task=view&id=187&Itemid=76) y advierto que utilizare como marco teórico la teoría de las representaciones social y, finalmente, reporto el hallazgo de una representación social de la luna llena, pues si, suena trivial.

    Sin embargo, lo relevante es la descripción del contenido y la estructura de una representación particular y en concreto, que nos dice, por ejemplo, que la representación contiene más elementos esotéricos que científicos y/o que se organiza en torno a experiencias y prácticas más que a conceptos y conocimientos. Esa información concreta (no en abstracto) es la que vincula la interpretación teórica con un contexto y un grupo social determinado. Es el tipo de información es al que nos permite tomar decisiones, de acuerdo con nuestros propósitos e intereses, incluso extracientíficos.

    Por otro lado, seguir una teoría no impide en modo alguno encontrar nuevos hechos, para usar el lenguaje de Kuhn, se les denomina “anomalías”, si, en principio, el término puede sonar peyorativo, pero a la larga ese tipo de hallazgos son los que nos permite revolucionar el conocimiento, incluso hasta abandonar una teoría.

    Por último, escribes que, ‘Partir de un marco teórico muy delimitado nos lleva a formular hipótesis y deducir de ellas qué es la "realidad"’. Dejare de lado el extremo prejuicio en la formulación de tu dicho, porque me llama más la atención que tergiversa. Lo que se deduce de la teoría es la hipótesis, la cual, después de una investigación que no la desmienta se considera como una interpretación, en alguna medida, correcta de la realidad. El método deductivo no pone a prueba a la realidad, sino a las interpretaciones de la misma. De hecho, es problema de la inducción el aspira a ser la solución lógica para acceder a la realidad

    y... si, un árbol que cae si hace ruido aunque no haya nadie que lo escuche...

    Salud.

    g.

    ResponderEliminar
  5. :-) Gabriel!!!

    Tranquilo, para herir mis susceptibilidades hay que ir muy muy muy lejos. Por ejemplo hiere mi susceptibilidad que me peguen una patada en ese sitio en que todas y todos estáis pensando... Pero nunca el diálogo respetuoso y productivo desde diferentes puntos de vista. ¡Viva lo diferente!!!

    Tu mensaje me invita a una seria y placentera reflexión. Me das un poco de tiempo, como le he pedido hace unos minutos a Gerrado? ¡Gracias!!!

    Sólo te adelanto que, en mi humilde opinión, un árbol que cae no hace ruido si nadie lo escucha...

    ¿Epistemología? ¿Ontología? ¡Psicología!!!

    Por cierto, si alguien quiere unirse a la discusión, ya ssabéis que en este blog no hay límites, ¿eh?

    Ok, continuamos...

    Josep

    ResponderEliminar
  6. Saludos Josep.

    Toma el tiempo que necsites...

    El único modo en el que es posible que un árbol que cae no haga ruido es si, al planteamiento original, lo rodeas de un monton de condiciones que lo haga posible, por ejemplo:
    a) que se trata de un universo en donde los árboles no hacen ruido cuando caen...
    b) que es un universo en donde la energía sonica no exite o no se transmite...
    c) que es un universo donde no quedan huellas (evidencia) de acontecimientos pasados...
    d) que no existen seres sensibles al ruido...
    e) etc.

    Creo que estamos hablando de una ontológia, con consecuancias epistemicas y, cómo no?, psicosociales, porque de pronto el fenómeno se confunde con la relevancia del mismo para quien lo testifica...

    Salud.

    g.

    ResponderEliminar
  7. Saludos.

    En este comentario quiero expresar mis razones más personales y subjetivas por las que mi opinión sobre una teoría fundamentada no es favorable.

    Según mi modo de ver, el planteamiento de una Teoría Fundamentada (TF) implicaría que el investigador cuente con algún tipo de habilidad, virtud o talento especial para ver “más allá de lo evidente” y, debo confesar que, personalmente carezco de toda habilidad, talento o virtud especial, por ello valoro más aquello que es producto del trabajo dedicado y disciplinario. No digo que quien se inclina a favor de una TF no trabaje, digo que confía en recursos con los que yo no cuento. Esta idea se empalma con la cita que Marien nos trajo hace poco de Jaume Sanllorente, de acuerdo con la cual, pero sobretodo, según mi interpretación, el “operador psicosocial” (como dicen en Argentina) ha de ser una suerte de santo felizmente entregado a una causa superior y que ha abandonado todo egoísmo… como lo veo, cuando los humanos aspiramos a la santidad lo más que logramos es la santurronería o el moralismo, es decir, en el mejor de los caso impostura y fanatismo, en el peor, en todo caso superstición; podrá decirse que se ayuda a mucha gente, pero entonces estarán aceptando que “el fin justifica los medios” y una premisa realista como esa es un balazo en el pie de su romanticismo. En fin, que las razones egoístas me parecen, además de prudentes, más honestas.

    Hasta ahora (que tampoco es tanto) hemos recurrido a razones más próximas a lo ideológico que a lo epistemológico, lo cual se entiende porque no hemos opuesto teorías en concreto que nos permitiera poner tete a tete los valores epistémicos de cada una, lo cual nos llevaría al problema en el centro de esta conversación (cómo lo veo) "¿Cuáles pueden ser criterios legítimos para elegir una teoría?". Y, si me preguntaran, esta cuestión ni siquiera es importante que aparezca en el corpus de una tesis, pero vale la pena tenerlo en cuenta al momento de comunicarla informalmente o divulgarla.

    De tal modo, creo que todo lo que he querido decir (con estos "comentarios") es que las razones para elegir una teoría no deben, no pueden ser sólo ideológicas.

    Well... well.. creo que lo último que tengo para decir sobre este asunto es que no cuento con ninguna, ninguna autoridad para decirle a alguien que puede (menos aún que debe) hacer las cosas de un modo difernte al suyo.

    Salud.

    g.

    ResponderEliminar
  8. Gabriel: ¿Puede creer que apenas noté este último comentario suyo en su entrada? Había repasado casi todos los comentarios del blog antes de dar con él.

    Realmente le agradezco por las ganas con que nos comparte sus perspectivas. Personalmente me gusto su referencia a la autoridad dentro del comentario.

    Seguimos conversando =D

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico