27 marzo 2010

Babelia se sale

(Otto Dix)

¡Hola!

Una de mis mayores ilusiones los sábados cuando no estoy por ahí es ir al kiosko después de hacer la compra y llevarme a casa el periódico El País. Y leerlo, claro. Este día lleva el suplemento "Babelia", dedicado en general a la cultura y en particular a la literatura y algo al arte. Hoy se han salido. Simplemente se han salido del placer que genera el leer.

Si la entrevista a Héctor Abad Faciolince se sale por sí sola, el artículo de Muñoz Molina sobre el pintor Otto Dix genera una especie de éxtasis difícil de explicar. Pero además hay cosas sobre el poeta Gil de Biedma ("La palabra recuperada"; "Ninguna clase de sueños"), el centenario de la muerte de Tolstoi ("Sobre el amor y la muerte"), el músico Jorge Drexler ("El músico y el viaje") y reseñas de recientes publicaciones como Tilly y Wood, Los movimientos sociales, 1768-2008. Desde sus orígenes a Facebook. Barcelona: Crítica o Wittgenstein, Cuadernos de notas (1914-1916). Madrid: Síntesis.

De Faciolince (cuya obra no conocía, pero conoceré en breve, jejejejeje) me ha llamado la atención que es colombiano y por eso rindo homenaje a su través a las y los colegas de este blog de ese país. Y también me ha gustado su aprecio por Jorge Luis Borges, uno de mis ídolos literarios:

Aquí. Hoy

Ya somos el olvido que seremos.

El polvo elemental que nos ignora

y que fue el rojo Adán y que es ahora

todos los hombres, y que no veremos.

Ya somos en la tumba las dos fechas

del principio y el término. La caja,

la obscena corrupción y la mortaja,

los ritos de la muerte, y las endechas.

No soy el insensato que se aferra

al mágico sonido de su nombre.

Jorge Luis Borges


El texto de muñoz Molina sobre el pintor Otto Dix emociona, evoca, rompe esquemas. Y hace caer lágrimas en quien, como el que esto escribe, siente cosas raras cuando está delante de una pintura. Qué raro que un simple trozo de papel lleno de garabatos llegue a hacer llorar. Pero sí. Cuando ví el Gernika de Picasso en Madrid o algunas obras de van Gogh en París o La Primavera de Botticelli en Florencia me eché a llorar como lo he hecho ante la belleza de la poesía de Borges. Ante la belleza, humanidad y trascentalidad.

No os lo perdáis: Babelia. Hay muchas más cosas procesuales y socioconstruidas.

¡Saludos!!!

Jossep

1 comentario:

  1. Por cierto, la entrevista con Faciolince empieza en Lisboa. ¿Conocéis esa ciudad? No os la perdáis!!! Es lo más de lo más. No tiene nada que ver con Roma, París, Florencia, Milán o Barcelona (mi ciudad favorita para vivir y morir; después París; después Cádiz, La Caleta). Pero Lisboa es absolutamente increíble. Sus colores y aromas no existen; se reconstruyen en cada momento de acuerdo a cómo sopla el viento del Atlántico, esa especie de mar que nos une. Como en Cádiz.

    Me encanta ser mediterrráneo como València y Barcelona. Me encanta ser atlántico como Lisboa y Cádiz.

    Me encanta todo. Pero no os perdàis Lisboa....

    Josep

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico