22 marzo 2010

Penfield y su Órgano de Ánimos

¿Qué significaría que pudieras elegir qué sentir y qué no en todo momento?... Un inventor de apellido Penfield fue el creador de un interesantísimo aparato llamado el Órgano de Ánimos. Este invento emite ondas a tu cerebro determinando tu estado de ánimo; sólo tienes que anotar un número particular en su discado y el órgano hace el trabajo por ti. Viene tratándose de un aparato de uso muy cotidiano.

El invento pertenece a la realidad creada por Philip K. Dick en su novela: "¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?". Significaba una sociedad donde lo natural es dominar tus emociones en vez de ser dominado por ellas; lo cual me atrevo a pensar que no tiene mucho de revolucionario al nunca cuestionar aquello de la relación de dominación en sí.

Las siguientes dos citas se refieren al curioso Órgano de Ánimos Penfield (TM):

(...) mientras el sonido de la TV estaba apagado, yo estaba en el ánimo 382; acababa de marcarlo. Por eso, aunque percibí intelectualmente la soledad, no la sentí. La primera reacción fue de gratitud por poder disponer de un órgano de ánimos Penfield; pero luego comprendí qué poco sano era sentir la ausencia de vida, no sólo en esta casa sino en todas partes, y no reaccionar... ¿Comprendes? Me figuro que no. Pero antes eso era una señal de enfermedad mental. Lo llamaban “ausencia de respuesta afectiva adecuada”. Entonces, dejé apagado el sonido de la TV y empecé a experimentar con el órgano. P. 6

¿Será que cuando algo grave le pasa a alguien muy cercano a ti o a mí le decimos: "no estés triste", "tienes que ser fuerte", o en su lugar, "llora todo lo que quieras", "es sano llorar en estos casos"? Y entonces, contáramos o no con uno de esos órganos de ánimos, finalmente: ¿cuál viene siendo la postura emocional correcta o sana?... Vaya preguntica; vamos a la siguiente cita:

—En este momento no quiero discar nada —dijo Irán. —Entonces marca el 3 —sugirió él.
—No puedo pedir un número que estimula mi corteza cerebral para que desee discar otro. No quiero discar nada, y el 3 menos aún, porque entonces tendré el deseo de discar, y no puedo imaginar un deseo más descabellado. P. 7

¿Entonces qué fue primero: el huevo o la gallina?... Tal vez me enojo por estar peleando contigo, tal vez peleo contigo por estar enojado. La respuesta, diría yo, es ambas y ninguna por supuesto.

Tal vez no elejimos una emoción desde el vacío, con o sin Órganos de Ánimos Penfield, sino que elegimos estando participando en cada situación social. En mi caso, mi vida ha consistido en interactuar dialógicamente con la realidad, y para ello muchas veces empleo mis emociones como las herramientas apropiadas para la tarea; pelear enojado y enojarme de forma peleona son, al fin y al cabo, unos entre tantos medios para relacionarme contigo y la realidad que estamos compartiendo. Y ahora que lo pienso, es posible que discar una emoción (con mi Órgano de Ánimos Penfield) y jugar (performativamente) una emoción no sean cosas dan distintas: ¡ a la final, ambas nos están confesando que emocionarse significa ejecutar una acción!

¿Coincidencia? ¿Será que emocionarse es una acción... será que no?


Referencia
-DICK, Philip K. ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? [en línea]. s.l. : Universidad de ARSIS, s.f., 150 p. Disponible en Internet: <http://www.philosophia.cl/biblioteca/dick/runner.pdf>

*La foto se llama Family1 tomada por clarita y alojada en el sitio de fotos gratuitas: morgueFile.
Los invito a apoyar a est@s fotógraf@s compartiendo sus imágenes con todo el mundo a través de las entradas de nuestro blog : )

3 comentarios:

  1. Pensemos en los actores.

    ResponderEliminar
  2. Qué sorpresa tan grata encontrar un comentario en esta vieja entrada que había escrito. Muchas gracias Josino.

    Me gsutaría entender mejor su comentario, y más aún, en relación a mi entrada. ¿Podría explicarme un porquito más? ¿A qué se refiere con que pensemos en l@s actores? Le estaré muy agradecido si me explica un poco más.

    ; )

    ResponderEliminar
  3. a tu pregunta de si emocionarse es una acción creo que son acciones y reacciones, pueden ser hereditarias, algunas personas se emocionan con mas facilidad, y también pueden ser culturales o por costumbre/tradiciones de algunos lugares o edades, son un sin fin de factores que afectan a las emociones, pero en mi opinión, no hay mejor emoción o animo que el que no se planea y sea cual sea disfrutarlo que de eso se trata vivir, sin emociones la vida no es nada!

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico