03 abril 2010

Violencia de pareja, mal dicha de género?

Estaba yo PACeando (para quien desconozca el término dicese de hacer trabajos que sirven para evaluar los conocimientos adquiridos en la UOC)y se me ha ocurrido compartir con ustedes esta intuición...

Por las leyes casi recién estrenadas (1/2004 de medidas de protección integral contra la violencia de género), o el nuevo Ministerio de Igualdad, pareceria que estamos ante un problema de buenos contra malos. Osease los hombres son unos cafres, y las mujeres en su totalidad unas pobrecitas víctimas. Y ale, hecha la ley hecha la trampa, hemos de protegerlas institucionalmente mal que les pese!

Pero luego una, que es de natural curioso y además un pelín incrédula, se pone a "chafardear" en foros como Facebook donde encuentra un espacio que se llama "JuntasPodemos.org (en defensa de los derechos de la mujer)" y encuentro esta entrada:
"hola... necesito ayuda.. que puedo hacer para ayudarme y ayudar a esta persona que me maltrata porq yo lo amo y no lo justifico ni mucho menos acepto lo que hace pero yo creo que todo tiene una razon de ser (su pasado de niño) y noc como reaccionar a esto si yo misma pienso asi si yo lo permito y no hago nada para evi...tarlo el dice que tiene problemas y es por eso reacciona asi que ya no quiere reaccionar asi y yo le digo que vayamos a buscar ayuda y no quiere como hago para ayudarlo o para ayudarme el no tiene a nadie mas en el mundo yo soy su familia su todo y aun asi el me maltrata , seria facil dejarlo pero no puedo quiero ayudarlo que se cure pero sin seguir siendo yo la que aguante todo lo que aguanto, sin ser yo a la que maltraten ya no doy mas noc que hacer alguien me puede ayudar por favor necesito ayuda"

Y ante esta declaración, sumada a la revisión que estoy haciendo del entorno jurídico y otras aportaciones de la psicologia actual, me hace ahondar en la idea intuitiva de que no estamos ante un problema de hombres contra mujeres, ni de una revolución sexual de cambio de roles, sino de algo más cotidiano. A mi modo de ver hablamos de relaciones afectivas en las que el poder permanece oculto en su génesis.

Ultimamente la prensa nos hace presentes muertes violentas entre adolescentes por motivos que antes eran cosa de adultos, la maté porque era mia seria la contraseña.
Pero como llegan ahi? cuanto hay de mal entendido amor en esta sentencia? La violencia como enfermedad, justificando que es imposible que alguien elegido por mi me agreda? Alguien que es mi vida no puede dejarme! Y entonces me surge una idea!

Será que la idea misma del amor en pareja, el ser uno!, está profundamente implicada en la posibilidad de ejercer esa violencia? Yo diria que ninguna de las mujeres que sufren agresiones, digamos domésticas,tolerarian ese trato en otro entorno. Ni siquiera los hombres, no como género sino como mayoria según las estadísticas, se atreverian a hacerlo, o podrian hacerlo que esa es otra! El poder como bien dice Foucault no se posee, se ejerce, pero para que exista dominación han de existir un mínimo de dos. Y me vuelvo a preguntar, quizás es todavia más fácil cuando esos dos se creen que han de ser uno?

8 comentarios:

  1. Mone, la entrada en el face que has reproducido me pone los pelos de punta... Yo tengo muy claro lo que aconsejaría a esta chica: que llame inmediatamente al 016, teléfono para atención a los malos tratos.

    Lo que cuestionas es, en mi opinión, un problema de muy largo alcance independientemente de que lo llamemos violencia de pareja, de género o machista, que es como yo suelo llamarla. Aunque inisisto en que los términos son, según creo, intercambiables. El proceso es el mismo: un hombre maltrata a una mujer. Un macho, un ser poderoso y dueño del universo pega, humilla, insulta (y hay muchas formas de insultar) a un ser inferior: una mujer. Y tiene derecho a hacerlo porque siempre ha sido así.

    Este proceso me repugna y muchas veces hace que me averguence de mi condición genérica de "hombre", que no "macho" ni cosas por el estilo. Y no creo en absoluto que la condición de amor en pareja implicite la "posibilidad de ejercer esa violencia". No sé qué pensareis las/os demás, pero no creo que una relación de pareja pueda sustentarse en ningún caso en una relación de dominación en el sentido foucaltiano. Ni de pareja, ni de amistad ni de res...

    Dos son dos y, desde el punto de vista construccionista, muuuuucho más que dos. No son uno. No somos uno nunca. Una pareja es un conglomerado de experiencias y procesos externos que se encuentran y comparten porque los multidos que la componen quieren. No hay estatus; no hay dominación. Si la hay, no hay pareja, creo yo.

    Volviendo al principio y a la realidad del caso que nos has expuesto mi duda en plan abierto es: Si ha habido una "primera vez" ¿habrá más? ¿El es así? "No lo volverá a hacer; en el fondo es buena persona". ¿Dónde queda la violencia psicológica?

    Lamentablemente he de hablar en términos macho/hembra. Y, lamentablemente, es el macho quien suele ejercer la violencia de pareja. Me remito a mis poco respetadas estadísticas. Pero también a la cotidianeidad que me envuelve. Ninguno de mis amigos me ha contado jamás que su pareja le haya agredido con violencia. Muchas de mis amigas sí que me han relatado episodios violentos por parte de sus parejas.

    ¿Episodios? ¿Sólo episodios?

    Uf!!!

    016

    ¡Saludos!!!

    Josep

    ResponderEliminar
  2. Le confieso Josep que no esperaba esta posición de su parte.

    Mone: cuando digitas "... el ser uno!, está profundamente implicada en la posibilidad de ejercer esa violencia", ¿te refieres a que reducir la pareja a una unidad es ya una violencia contra la multiplicidad de identidades de ambos miembros? Sospecho, sin estar seguo, que Mone nos invita a pensar un lenguaje, y por ende: una matriz de interpretación, alterna a la individualista de víctimas y victimarios; un lenguaje que parta de lo relacional de la pareja para describir sus intercambios constructivos y destructivos. Si esa es la invitación de Mone, estaría muy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Pués si Gerardo, esa es mi intuición que expresas mejor que yo misma. No creo que la violencia se engendre de la nada sino que hay un primer eslabón que aparece a veces perdido de considerar al otro, o a la otra, como parte de uno mismo. Y es en ese momento en que la dominación está servida... tanto por parte del dominante como de la dominada, que con su aceptación deja paso a la legitimación de dicha violencia.


    El dominador cree tener derecho a educar a su pareja en la servidumbre a sus accesos de furia o de necesidad de sentirse triunfador, pero la victima también cree tener deber de aguantarse, y adaptarse a la situación. Y todo ello disfrazado de amor romántico, perfecto, en el que las distancias entre los dos se han fundido.

    Recordais aquello de "quien bien te quiere te hará llorar"? o aquello otro de que los celos son expresión de amor? pués eso, discursos que propician la violencia como forma de expresión del amor sentido o consentido.

    Pep, no creo que tengas ningún motivo para sentirte avergonzado por tu condición de hombre (XY expresado), no creo yo que en ese trocito de cromosoma que os falta se encuentre inscrita la capacidad de violentar a nadie. Pero si que os posiciona a favor de ser el más fuerte, estadisticamente, aunque yo diria que en la violencia la fuerza primigenia no es la física sino el discurso que la permite, y ese está inscrito en todas y todos nosotros, so pena que lo repudiemos.

    Lo del 016 está muy bien como recuso físico, pero su finalidad es asesorar jurídicamente cuando se han producido hechos delictivos. Y ahi voy... la violencia ejercida es delito sea quien sea quien la ejerce, pero con estas nuevas leyes hacemos una vuelta de tuerca a la minusvalia de la mujer, transmitiendo que toda la sociedad ha de protegerla y quizás con ello dejemos de lado las condiciones de la situación que la propicia.

    Según trabajos recientes, parece que la violencia emocional está repartida de manera parecida sin tener en cuenta el sexo, y apuntan a la presencia de alguna forma de maltratos psicológicos en el 47% de los noviazgos en estudiantes universitarios en USA.

    Y aquí? que consideramos violencia emocional? Hay consenso en esta definición? Humillar, menospreciar, tomar decisiones conjuntas unilaterales, .... no son formas de maltrato? Cuantas veces hemos presnciado, o creido percibir estos actos? Y lo que aún más me preocupa, pudiera ser que no fueramos capaces de percibirlos como tales?

    ResponderEliminar
  4. Gerardo,

    Creo que mi posición está muy clara (en otras cosas dudo mucho; pero en esta cuestión me posiciono muy claramente). ¿Qué hay en mi posición que no esperabas?

    ¡Abrazos!

    Josep

    ResponderEliminar
  5. Hola Mone!

    Estoy bastante de acuerdo con lo que dices. Excepto, como sabes, con eso de que los cromosomas (¿qué coño es eso?) determinen cualquier condición genérica.

    En cuanto a lo del 016, también de acuerdo. Pero las leyes se construyen, precisamente (en teoría), para paliar situaciones injustas y denigrantes. Ya que en tu escrito haces referencia a las estadísticas quiero recordar que la mayor parte de violencia sexista es machista. ¿Es sólo cuestión de cromosomas? ¿La aberrante "ley del más fuerte" muy natural, por otro lado? Yo creo que es una cuestión de cultura y de permisividad. Ser relativista no signifigca ser nihilista, al menos en mi caso.

    Pepet

    ResponderEliminar
  6. De nihilista na de ná!! sino todo lo contrario, me posiciono y mucho pero no contra los hombres sino contra la violencia ejercida y soportada! El poder no se posee, el poder se ejerce, que decía un amiguete :-)
    Mientras sigamos hablando de machos y hembras a mi entender justificamos y hacemos crecer el problema... o sea el encumbrimiento de que hablamos de violencia!! ya sea física o verbal, y insisto las mujeres (estereotipo) no nos quedamos mancas en eso... y de apropiación indebida del otro
    Hoy escuchaba un bolero, en la voz de Mayte Martin (que maravilla...) que se titula MIA!! y me han entrado escalofrios... allá va la dirección de you tube por si quereis escucharla (no sé como hacer que aparezca la pantallita..)
    http://www.youtube.com/watch?v=lIhZWtGiNBQ

    ResponderEliminar
  7. Básicamente de acuerdo, Mone!!!

    :-)

    Sí, hablamos de violencia en general. Ok. Las relaciones de poder -que no necesariamente de dominación o violencia- siempre están presentes. Pero hay niveles diferentes, ¿no? No está en mi ánimo esterotipizar. Pero los niveles parecen estar ahí...

    ResponderEliminar
  8. Entonces te había entendido bien Mone, y por eso mismo me había extrañado las palabras inciales de Josep; en estas veía que consideraba apropiado sostener los papeles individualistas de un victimario y una víctima; donde se negarían conceptos como la co-responsabilidad en las formas de interacción practicadas por la pareja.

    Aunque no soy partidario del enfoque sistémico, esta conversación me hace pensar en aquello de las pautas complementarias, propio del tipo de pautas como axioma de la comunicación. Es una forma de referirse a roles distintos pero complementarios, donde cada uno existe por su relación con el otro; declarando en este caso que no puede haber víctimas sin victimarios ni vice versa. A la final, esto nos ayuda a recordar que la víctima también participa en la pauta, y así, volvemos a conceptos como la co-responsabilidad.

    Por eso me extrañó Josep; porque en ejemplos, como el que una vez conversamos de la pareja Gergen (Mary y Ken), ell@s proponían cómo cada uno participaba en el devenir de la relación en lugar de culpar a sólo uno de l@s participantes, como sentí que lo estaba haciendo.

    Un abrazo compañer@s.

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico