IMPORTANTE

IMPORTANTE >>> "Construccionismo social" no es una marca registrada ni comercial ni nada parecido. Los promotores de este blog no somos ni queremos ser "gurús" ni "introductores" ni "inventores" ni "abanderados" de nada. Creamos este espacio hace ya más de diez años con la única intención de que sirva para la difusión y el debate sobre el CS. Como dice Ken Gergen "El CS no pertenece a nadie...".

Tampoco tratamos, por supuesto, de "adoctrinar" a nadie...

18 septiembre 2010

Telebasura, Filosofía especulativa y escepticismo

Me hace gracia.

Llevo desde las cinco y media de la mañana por estos mundos. A las siete ya estaba en el centro de mi ciudad repartiendo panfletos de convocatoria a la huelga general. Luego he tenido un poco de lío -bonito- de hablar con personas, amigos, gente que trabaja, que tiene sus problemas y dudas y quejas. Luego me he ido a casa. He descansado un ratito. He pensado intensamente en la persona que amo. Un poco más intensamente de lo normal. He aclarado sentimientos conmigo mismo. Eso, dudas, contradicciones, palabras, metáforas.

Ahora he cenado. Estoy físicamente solito pero rodeado por mogollón de cosas y personas que, aunque no están presentes, están presentes.

Estoy en mi sofá. Tengo puesta la tele, un programa de esos que llaman de "telebasura". Mola.

Tengo mi pequeño pc sobre mis rodillas y me ha apetecido hacer una entrada en nuestro blog contando mi vida cotidiana y alguna de las pocas ideas que me vienen a la mente.

Mis ideas se amontonan especulatiavmente y escépticamente. Lo especulativo me mola. Si no especulara sobre todo me moriría. Lo escéptico me llena. Si no fuera escéptico ya me habrían matado.

Hoy ha llovido. El verano ya va quedando atrás -otro más-. Tengo la ventana abierta a tope y entra un fresquito de olor a pinos y tierra mojada que forma parte de mí. Vivo con ellos. Con los pinos. Con la tierra. Mojada o seca.

Me levanto y pongo un disco de Shakira. Tele, pc, música. Un cigarrito, un helado y algo de beber.

A mi izquierda los mandos a distancia de la tele, el TDT y todo eso y un voluminoso libro sobre Enrique VIII, el famoso rey de Inglaterra cuya "personalidad" me llama la atención. Y un libro de Mishima "Después del banquete". A mi derecha los materiales de la asignatura de "Pensamiento filosófico y científico clásico"; asignatura de la que me he matriculado a ver si acabo la carrera de Humanidades, que me falta poco. Y el "Banquete" de Platón. Delicioso...

Platón -y otros en esos, nuestros, tiempos- especulaban. La Filosofía -entonces y ahora- no puede ser otra cosa más que especular. Con el pensamiento, con la razón, con las relaciones, la dialéctica, la retórica y las conversaciones. Especular es moverse, trabajar, exprimir los límites del pensamiento. Nada está prohibido. Sólo -y tampoco, que cada palo aguante su vela- la intolerancia. Intolerantes: adiós.

Mircea Eliade decia que el mayor alto grado de libertad es la fe. Estoy de acuerdo. Pero hay algo que va más allá de la fe. Y duele. El escepticismo. No sólo no creer en lo que no se ve, ni siquiera en lo que se ve (oye, siente, se demuestra  y todo eso). Duele. Duele porque un escèptico siempe cuestiona todo. Nunca se cree nada. Siempre va más allá -ciencia, religión, normas institucionales-. Siempre critica todo. Y se queda solo en su crítica. Y hace de la soledad intelectual su mejor amiga. Duele porque nadie le entiende en un mundo de creencias ciegas.

El escepticismo es lo contrario del dogmatismo. Como el relativismo lo contrario del absolutismo. Todo esto en un mundo de contrarios y dualismos con el que no comulgo. Comulgue o no no me gusta el dogmatismo ni el absolutismo.

El programa de telebasura sigue en la tele. Me gusta. Me gusta saber lo que ve y hace la gente que me rodea, aunque algunos -muchos- contenidos no me molen lo más mínimo.

Sigue Shakira en el estéreo - 'Cos I'm a gipsy..." lalalalal-.

Mis libros siguen aquí arropándome -forman parte física de mí-

Estoy triste. Pero produzco. Amo. Reparto panfletos. Los burgueses me miran  mal por la calle. Dentro de poco me pegarán alguna que otra ostia y/o me detendrán esos policías que son los mismos de cuando la dictadura. Lucho.

Pienso.

Sigo vivo. Y no moriré mientras haya un sólo átomo de mi ser que sea capaz de pelear por un mundo -posible- mejor. Y por un mundo intelectual y emocional especulativo y escéptico libre en el que quepa todo. Menos la intolerancia.
Vivo...

Amo...

Disculpad que hoy no haya hablado de Psicología... ¿O sí que lo he hecho?

Llueve. Amo.

Josep

2 comentarios:

  1. ¡Claro que hablaste de psicología!

    Muy buena entrada Josep :)


    -La psique es aquello que no está
    exactamente dicho y no está exactamente no dicho. No puede, por tanto, percibirse con los sentidos mecánicos de la percepción, ni tampoco aprehenderse con el intelecto: no puede verse ni decirse, sino sólo, literalmente, "presenciarse".

    Pablo Fernadez Christlieb - La psique

    ResponderEliminar
  2. Gracias Christian!

    No estaba seguro... :(

    ¡Muy buena la cita de Fernández Christlieb. Gracias también.

    Por cierto, en respuesta a tu solicitud para poder hacer entradas ayer Sara te envió una invitación (yo estuve descontectado). ¿La has recibido correctamente?

    Saludos!

    Josep

    ResponderEliminar

NOTICIAS UMANSENRED

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico