07 julio 2011

La historia cíclica: Música y ensayos de una eternidad efimera


"Este mundo, con todos sus detalles, hasta los más minúsculos, ha sido elaborado y aniquilado, y será elaborado y aniquilado: infinitamente"

D. Hume en Borges (1933) Historia de la eternidad


Hoy me limitaré a hacer una entrada breve y referencial sobre la circularidad del tiempo pasando por 3 diferentes fuentes, la primera es un ensayo de Jorge Luis Borges titulado el tiempo circular que forma parte del libro Historia de la eternidad. (Puede leerse aquí:http://biblio3.url.edu.gt/Libros/borges/Eternidad.pdf)

La siguiente fuente proviene del libro Las palabras y las cosas de M. Foucault, particularmente sus últimos dos párrafos donde de cierta forma cuestiona la continuidad perpetua mencionando un fin:

En todo caso, una cosa es cierta: que el hombre no es el problema más antiguo ni el más constante que se haya planteado el saber humano. Al tomar una cronología relativamente breve y un corte geográfico restringido —la cultura europea a partir del siglo XVI— puede estarse seguro de que el hombre es una invención reciente. El saber no ha rondado durante largo tiempo y oscuramente en torno a él y a sus secretos. De hecho, entre todas las mutaciones que han afectado al saber de las cosas y de su orden, el saber de las identidades, las diferencias, los caracteres, los equivalentes, las palabras —en breve, en medio de todos los episodios de esta profunda historia de lo Mismo— una sola, la que se inició hace un siglo y medio y que quizá está en vías de cerrarse, dejó aparecer la forma del hombre. Y no se trató de la liberación de una vieja inquietud, del paso a la conciencia luminosa de una preocupación milenaria, del acceso a la objetividad de lo que desde hacía mucho tiempo permanecía preso en las creencias o en las filosofías: fue el efecto de un cambio en las disposiciones fundamentales del saber. El hombre es una invención cuya fecha reciente muestra con toda facilidad la arqueología de nuestro pensamiento. Y quizá también su próximo fin.
Si esas disposiciones desaparecieran tal como aparecieron, si, por cualquier acontecimiento cuya posibilidad podemos cuando mucho presentir, pero cuya forma y promesa no conocemos por ahora, oscilaran, como lo hizo, a fines del siglo XVIII el suelo del pensamiento clásico, entonces podría apostarse a que el hombre se borraría, como en los límites del mar un rostro de arena.

Y para finalizar una explicación musical de la misma cuestión a cargo de la banda británica de música electrónica Propellerheads.


Bonus: Dos tiras del cómic BUNSEN realizado por Jorge Pinto que tocan un poco este tema con mucho sentido del humor.




¿Desde sus perspectivas qué es lo que hace ver tan cíclica nuestra realidad?





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico