05 abril 2012

Nativos digitales y teléfonos móviles

El yo y la tecnología: metáforas de la vida cotidiana. El Construccionismo social de Kenneth J. Gergen.
                                                                                                    “You are a conversation” (Gergen, 2004)

"El yo se construye en la interacción conversacional con los demás (Gergen, 1999) y, como tal, es metafórico, pues el diálogo –el lenguaje en sí- lo es. Todas las palabras hacen referencia a otras palabras. Todos los símbolos también. Lo lingüístico y lo simbólico adquieren sentido y capacidad de acción sólo en el intercambio relacional. Admitir esto es admitir que toda relación es metafórica: construye realidades que no son palpables, ni siquiera las de aquello más íntimo y personal: nuestro yo, nuestra identidad. De acuerdo con Gergen, “En cierto sentido, entonces, todos somos metáforas de otras personas” (1999, pág. 65).

El propio autor, por otro lado, reflexiona sobre cómo han cambiado radicalmente nuestras formas de revelarnos a los demás durante los últimos tiempos, llegando a la conclusión que la causa son los cambios tecnológicos producidos durante el último siglo (1991).

En el entorno de la relación mediada por ordenador Sherry Turkle formaliza una metáfora acerca de las ventanas con que trabajamos en nuestros ordenadores. La autora afirma “…las ventanas han llegado a ser una potente metáfora para pensar sobre el self como un múltiple sistema distribuido” (1999, pág. 4). Esta es una metáfora de otra metáfora. En la pantalla del ordenador no hay ninguna ventana física, aunque sí suele haber algunos espacios electrónicos abiertos al mismo tiempo que recuerdan ese elemento habitual en las viviendas. La meta-metáfora de Turkle construye una nueva realidad identitaria. Las ventanas de las casas nos permiten ver lo que pasa fuera. Incluso la ventana electrónica por excelencia, la de la televisión. Pero las windows turklianas nos permiten interactuar con el exterior, mostrando también lo que pasa dentro. El cambio –en cuanto a la construcción interactiva, relacional y dialógica de identidad(es)- es importante. Los seres humanos ya no somos objetos receptivos a la espera de que lo que pase fuera –en la calle, en la plaza, en el mundo- nos constituya; sino que somos sujetos activos e inseparables de algo ya indisoluble: esa nueva metáfora del –parafraseando a Turkle (1996, pág. 1)- I am We. Y además, como los programas que sustentan el funcionamiento de las ventanas, somos socialmente multitarea.

La metáfora, en fin, explica mejor aquel continuum que algunos defendemos entre lo virtual y lo real (Seguí y Gil, 2007). Lo virtual es tan real como lo real. Lo uno es una extensión de lo otro (Gil y Feliu, 2003). Y viceversa. Ya no hay diferencia entre realidades basadas en átomos o en bits. La identidad no es una cuestión de corporalidad, fisicidad, mente, alma, realidad o virtualidad. Es un compendio procesual y co-construido de todo ello."

Extraido de:

Nativos digitales y teléfonos móviles: ¿una nueva cultura? Apuntes para una teorización sobre la Sociedad d...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico