11 febrero 2013

Psicología del amor

Foto: Producción propia. Praga, noviembre, 2012


Llevo algún tiempo dándole vueltas al asunto: no existe una psicología que se ocupe propiamente del amor. En la mayor parte, por no decir en todas, de las orientaciones psicológicas dominantes se contempla el amor como una emoción; también como una pasión o un sentimiento. Ellas –las Orientaciones Psicológicas Dominantes; a partir de ahora OPD- consideran mayormente el amor como una emoción. Y las emociones son algo biológico; son la respuesta fisiológica interna ante determinados estímulos externos. O sea, biología y fisiología; no psicología. De los sentimientos las OPD ni hablan.

Pero nosotras y nosotros –las/os que vamos por la calle y eso- sí que hablamos. Hablamos –y sentimos- del amor, de los sentimientos, de las emociones y pasiones, de los afectos, del sexo como erotismo,… Es más, no sólo nos pasamos la mayor parte de nuestro tiempo hablando y sintiendo todo eso, sino haciéndolo y, seguramente, es mucho de todo eso lo que mueve y da un cierto sentido a nuestras vidas.

Entonces, como la psicología no se ocupa de todo eso, pues va y en los últimos años se ha montado un tremendo negocio en torno a todos esos procesos biológicos pero no sentimentales: los Manuales de Autoayuda y Otros Circos Afines (MAyOCA) que nos dicen cómo debemos vivir nuestras pasiones, emociones y sexualidad. Y nos lo dicen con muy poco rigor. Pero, a veces, va y nos lo creemos y todo…

Hay quien desde la academia, pero no desde las OPD o los MAyOCA, viene trabajando con algo más de rigor sobre estos asuntos; los profesores Joel Feliu, Pablo Fernández Christlieb y Adriana Gil, por ejemplo. Y -¿será casualidad?- recientemente he tenido el placer de asistir a un Simposium con el título de “Cosas del amor: teorizando el afecto desde la psicología social”. Tiene narices que sea la psicología social la que se ocupe. O quizás es que es desde, precisamente lo social, desde dónde se puede mirar mejor al amor de pareja, el de madre, el de amigo, el sexo como práctica de placer; no reproductiva. Se puede ver con más claridad –lejos de la OPD, los MAyOCA, la biología y la fisiología- el amor por los objetos, las canciones, los libros, esa película de cine, el teléfono móvil o los perros, gatos y pajaritos.

Los títulos de las presentaciones en el Simposio son de lo más sugerente. Permítaseme reproducirlos:

-          “Explorando las relaciones entre el amor y la violencia machista a través de los repertorios interpretativos”. Jenny Cubells; Andrea Casalmiglia; Giazú Enciso.

-          “Los objetos sentimentales”. Pablo Fernández Christlieb.

-          “La intensidad del amor, o para no ser cursi: El amor como intensidad. Conexiones afectivas mutidimensionales en el límite de la teoría”. Ali Lara.

-          “Meaning affects: Polyamory as a contemporary and multidimensional scenario”. Giazú Enciso; Jenny Cubells; Aline Lara.

Como seguro adivina la lectora o el lector sólo por los títulos, esto no tiene mucho que ver con esas orientaciones a cuyas siglas me vengo refiriendo. Repertorios interpretativos en la mirada sobre la violencia machista y también los celos; ¿Objetos sentimentales? ¿Es que los objetos tienen sentimientos?; Conexiones multidimensionales; el Poliamor,…

En fín, que llevaba algún tiempo queriendo escribir algo sobre las emociones así en general; algo que fuera psicológico; no biológico ni circense. Y la asistencia al Simposio me ha inspirado. Será un libro. Luego ya veremos si me lo publican o me lo autoedito. Pero seguramente es un buen momento para empezar a escribir sobre la Psicología del amor, ahora que se acerca la primavera por estos lares.

Aún no tengo título. Pero ya vendrá (“Psicología del amor”, así tal cual, no está mal… creo). Pero sí tengo los capítulos, sujetos a cambio:

(Continuará…)

Josep Seguí

1 comentario:

  1. Javier Centol12/2/13 00:51

    Yo lo llamaría psicologia del amar. Y lo haría con el hemisferio derecho.

    Al final seria poesia.

    ResponderEliminar

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico