IMPORTANTE

IMPORTANTE >>> "Construccionismo social" no es una marca registrada ni comercial ni nada parecido. Los promotores de este blog no somos ni queremos ser "gurús" ni "introductores" ni "inventores" ni "abanderados" de nada. Creamos este espacio hace ya más de diez años con la única intención de que sirva para la difusión y el debate sobre el CS. Como dice Ken Gergen "El CS no pertenece a nadie...".

Tampoco tratamos, por supuesto, de "adoctrinar" a nadie...

03 febrero 2013

Un breve apunte sobre la Verdad

Foto: Producción propia. Mérida, Yucatán, México. Marzo, 2012


Hace muy pocos días alguien me preguntaba: “¿entonces no existe ninguna Verdad?”.

Mi respuesta fue inmediata y tajante: “no”.

En bastantes ocasiones veo algunas interpretaciones sobre el relativismo inherente al construccionismo social que me alertan un poco y me exigen explicar y argumentar un poco también.

Adoptar un punto de vista relativista implica, sí, que no existe la Verdad absolutista. Pero eso no quiere decir que no existan verdades locales. Y estas lo son por acuerdos relacionales y dialógicos. Y, al mismo tiempo, no tienen que ver con su moralidad. Dicho crudamente: lo que para la cultura central occidental es malo, puede que no lo sea tanto para otras… Y viceversa.

¿Quiere esto decir que todo vale? No. En un sentido utilitarista (y la moral, llevada a su extremo conceptual, ontológico y epistemológico, o es útil o no es) valen las verdades sociohistóricamente construidas, situadas y acordadas. La realidad no es Verdad ni Mentira; es lo que queremos que sea. Lo que queremos como sociedad; como personas en sociedad. No como individuos, ya que este concepto (el de individuo) no parece muy real en el contexto de la postmodernidad.

Diferentes culturas, diversos entornos sociales tienen “sus” verdades; verdades que les son útiles en un lugar y momento dado. Así, ninguna Verdad sociocultural es superior a las demás; tampoco la nuestra.

Insisto, esto no quiere decir que todo vale. Y aquí que cada cual interprete el “todo” (o el “algo”) como quiera. Del mismo modo que me parece fenomenal (el que esto escribe lo hace) sorprenderse y, a veces, maravillarse con artefactos sociales de otras culturas, aunque resulte prácticamente imposible adoptarlos así, casi sin más.

En resumen: no existe la Verdad; existen las verdades. Y estas –lógicamente- son mucho más verdad que la Verdad.

¡Saludos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTICIAS UMANSENRED

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico