IMPORTANTE

IMPORTANTE >>> "Construccionismo social" no es una marca registrada ni comercial ni nada parecido. Los promotores de este blog no somos ni queremos ser "gurús" ni "introductores" ni "inventores" ni "abanderados" de nada. Creamos este espacio hace ya más de diez años con la única intención de que sirva para la difusión y el debate sobre el CS. Como dice Ken Gergen "El CS no pertenece a nadie...".

Tampoco tratamos, por supuesto, de "adoctrinar" a nadie...

30 diciembre 2014

Qué NO es el Construccionismo Social

"El Construccionismo Social NO es una secta...". Foto: Producción propia. Deriva urbana ciudad de Praga.
Ideas recogidas y reelaboradas de diferentes escritos propios en otros espacios...
  • El Construccionismo social (CS) no niega que haya enfermos o patologías "mentales". Consideramos que la realidad o la existencia de enfermedades y/o trastornos "mentales" es fruto de un consenso, en nuestro caso, de un consenso académico y médico regulado por instituciones con mucho poder como la American Psychiatric Association (APA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Fruto de este consenso se generan manuales estadísticos y diagnósticos como el DSM y el CIE-10. Como tal, este consenso es una realidad muy potente pues se ha construido socialmente. Pero no es la Verdad, ya que no existe ninguna Verdad absoluta. Pensamos que la realidad se puede cambiar y desde nuestro ánimo crítico hacemos por cambiar realidades que no nos gustan, como el proceso de hiperdiagnosis > hiperpatologización > hipermedicalización. Creemos que bajo este proceso se generan artificialmente estructuras de poder y dominación sobre las personas. Y eso no nos gusta.
  • El CS no genera dicotomías ni falacias. Más bien al contrario, el proceso inductivo de sus razonamientos es muy lógico y coherente y eso genera incertidumbres, dudas y, sobre todo, miedos en las corrientes dominantes en psicología, tanto clínica como terapéutica y social.
  • Todo proceso de interacción psicoterapéutica, psicosocial y/o relacional supone una transformación a través del lenguaje.
  • El CS no tiene ningún interés en que el grupo (o quien sea) no ofrezca resistencias. Quienes nos situamos bajo su paraguas meta-teórico no tenemos ningún interés en imponer nada a nadie. No tenemos ningún interés de disfrutar de ningún tipo de "poder".
  • Estamos totalmente de acuerdo con que cada cual integre lo que quiera: química, física, espiritualidad, organicidad, mente,... Ningún problema. Si uso (usamos) términos como "anti"loquesea es por dotar a nuestras palabras de una característica de acción muy crítica con las corrientes dominantes de pensamiento/acción en psicología y en otros campos, especialmente de las llamadas ciencias humanas y sociales.
  • No negamos absolutamente la subjetividad. Entendemos que la subjetividad es el proceso de construirse como sujeto. Lo que estamos es en contra de la individualidad como concepto moderno del occidente capitalista, judeo-cristiano, neofordista y de la Nueva Era (New Age). Todas y todos tenemos una autopercepción como personas y sujetos. Cuando esta percepción legitimiza las relaciones de dominación propias de la cultura euroangloamericana es cuando nos preocupa seriamente el tema de esta autopercepción en tanto se constituye como sustrato de la existencia humana.
  • El CS no es una escuela, ni una corriente de opinión. Es una meta-teoría y una epistemología crítica. Dentro de la psicología en general -y también del trabajo social, la educación, la investigación,...- es muy minoritaria.
  • No utilizamos metodologías ni formas de pensamiento positivistas ni dominantes. Lo que no quiere decir que usemos fórmulas intuitivistas, espiritualistas o irracionalistas.
  • No tenemos ningún ansia de dominación ni de ser una epistemología mayoritaria o mainstream como las provenientes de la neurociencia, la biología, la APA o la OMS. A pesar de eso muchas y muchos difundimos estas ideas pues pensamos que son alternativas críticas a la dominación institucional. En todo caso parece ser que cada día más profesionales -especialmente en paises como los latinoamericanos- se acercan a nuestras ideas desde perspectivas culturales y sociales muy diversas.
  • No somos una secta. No queremos imponer nada a nadie. No tenemos la Verdad. No queremos enfrentarnos a nadie. Somos tremendamente dialogantes y damos la cara. Lo cual no quiere decir que seamos tontos, ni que nos hayamos dejado llevar por el buenondismo tan en boga últimamente. 

  • Somos críticos. A veces ácidos; nunca crueles. Nos salimos de los caminos marcados por el poder. Buscamos el atrevimiento y la diversión. Especialmente esta última.
  • El que firma esto no es el CS. Intento distinguir mis opiniones y/o pensamientos personales de lo que seria el corpus teórico general del CS. Hoy estoy más o menos aquí. Mañana,... quién sabe...
  • Ni el Construccionismo Social ni mucho menos quien firma estas palabras presumimos de "descubrir" nada, ni cosas por el estilo. Ni de ser líderes ni abanderados ni introductores de ningún movimiento, método, teoría, ideología. Tampoco -en absoluto- de decir a las personas cómo tienen que vivir sus vidas.
  • Se hace preciso aquí recordar que esta mirada filosófica y psicológica hizo más o menos su aparición "oficial" a mediados de los años setenta del siglo pasado en plena crisis de la Psicología social. No digo que esta hubiera desaparecido sin el CS. Pero creo que hay pocas dudas de que esta mirada aportó un poquito en los nuevos rumbos que tomó y ha tomado la disciplina. Y más cuando está presente ya en otras, como la psicoterapia, la investigación, la educación o la acción comunitaria y organizacional.
  • En ocasiones se nos repiten cosas como "eso ya lo dijo Freud". O "eso ya lo dijo Perls". Lo que decimos algunas y algunos desde el Construccionismo Social no lo dijo ni Freud ni Perls (a quienes, por cierto, respetamos en líneas generales y apreciamos bastantes de sus aportaciones; especialmente del segundo). Es simplemente imposible. Y lo es por una razón muy sencilla : las teorías sobre la Mente del Psicoanálisis y de la Gestalt (y de otras, como la Cognitivo-conductual) son MUY diferentes de las que emanan -o no- del CS.
  • Si estamos hablando de psicología estamos hablando de la mente, sea eso lo que sea. Y lo que una/o crea que es esa mente -es decir, la teoría que tenga al respecto- determinará cuáles son sus prácticas en su contexto y, seguramente, los significados de las palabras y etiquetas que use.
  • Estamos transitando de un Construccionismo "social" a uno "relacional". Esto está resultando muy útil a quien esto escribe para romper con las dicotomías entre lo individual y lo social. Pero se me hace necesario trabajar más fondo en la explicación de este proceso. Algunas personas se lo están apropiando vulgarizándolo. Una cosa es intentar hablar claro y entenderse con la mayor parte de personas posible. Y otra es usar conceptos que "suenan bien" vaciándolos de todo contenido.
  • El CS adquiere pinceladas ciertamente relativistas. Pero esto no quiere decir que "todo vale". Dejo este asunto para más adelante...
¡Saludos!!!

4 comentarios:

  1. Muy interesante. Creo que esta descripción- aunque quizás sea sintética ( conociéndote)- llega en un momento más que oportuno, donde muchos de los que, como yo. leemos y nos atrapa el tema, estábamos con inquietudes. Para mi esto es como una línea matriz, alojará a hijos que irán naciendo, creciendo, evolucionando, y claro muriendo , pero también dejando testimonio. Gracias Josep, aprovecho para desearte que el 2015 sea muy fructífero para ti y tus colegas que divulgan y con tanta fuerza hacen llegar el CS a todos aquellos que aún sin la suficiente base teórica nos interesamos en el mismo. Un abrazo. Roberto Irovis

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, amigo Roberto!!!

    Me alegra mucho que este brevísimo resumen te haya resultado de utilidad.

    Y también te deseo lo mejor para este 2015 a punto de empezar...

    ¡Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  3. Javier Centol21/1/15 22:04

    Para mi, el construccionismos social es una epistemologia que me permite una comprensión sobre la realidad humana. Esa comprensión me da un encuadre de acercamiento respetuoso hacia la vida de las personas. Si lo tuviese que definir con una palabra seria respeto. Sin duda. Pero un respeto que surge de la comprensión. Y de ahí acciones a posibilitar nuevos mundos de significado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Javier, sorprendentemente, creo que estoy de acuerdo con lo que has dicho... ;)

      Eliminar

NOTICIAS UMANSENRED

Puedes encontrar algunos de nuestros artículos y publicaciones en:

"What is Matter? Never Mind! What is Mind? No Matter!"

Calambur citado en Toulmin, Stephen (1990), Cosmópolis. Els transfondo de la modernidad. Barcelona: Península. Pág. 207.

Síguenos en Facebook

Y en Twitter

o por correo electrónico